sábado, 1 de abril de 2017

What if... (Adriana L.S. Swift)


Sinopsis: Laura tiene treinta años. Es periodista en la sección de política, vive en Salamanca y sale de vez en cuando a tomar algo con las amigas. ¿Pareja? A veces, pero el amor no está hecho precisamente para ella. En la actualidad ya no existe ningún Mr Darcy que aparezca montado a caballo y te pida la mano en la campiña inglesa. No, ahora los hombres no hablan de forma caballerosa, no te tratan como si fueras una princesa, no dicen frases románticas, no se te para el corazón nada más que aparecen ante ti... 
Excepto...
A Laura sí que se le paraliza el corazón con alguien. Alguien que es una mezcla entre Mr Darcy y el Capitán Vonn Trapp. Alguien que no habla con ella salvo convencionalismos, que no se ha fijado en ella en más de diez años y que es el hombre más atractivo, misterioso y frío de cuantos conoce. Y sin embargo Laura lleva enamorada de él desde los diecisiete. Ella sigue con su vida amorosa estancada por completo mientras que él está casado y es padre de una niña. Todo está perdido desde un principio y sin embargo Laura es incapaz de olvidarse de él. 
Pero...
Y si...?
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert o No Spoilers Alert, he ahí la cuestión...)


Estuve a punto de tirar la toalla con los libros autopublicados por una terrible experiencia que tuve (todavía estoy intentando recuperarme de ello), pero lo medité y me di cuenta que podía estar perdiéndome buenos libros y por eso he continuado leyendo a autores autopublicados. Hoy le ha tocado el turno al de Adriana Swift. 

Laura es una periodista cuyos padres tienen un despacho de abogados. Allí trabaja Jorge, el que ha sido su amor platónico desde siempre. Por un puñado de circunstancias acaban confensándose lo que sienten el uno por el otro y comienzan una relación (lo he abreviado bastante, que conste).

La mencionada relación transcurre con altibajos entre viajes caros a capitales europeas y una exmujer muy puñetera. Es una historia bonita, con unos personajes muy enamorados que encuentran mil obstáculos en su camino. Sin duda, la típica novela romántica con todos los ingredientes necesarios para gustar a los seguidores del género: una relación complicada, un amor pasional, un hombre maduro de buena posición económica en proceso de divorcio, una joven que no se acaba de creer su suerte y la cual desdeña los regalos caros que él insiste en hacerle... aunque al final los acepte. Porque seamos sinceras chicas, ¿a quién no le gusta que le regalen unos Louboutin? (Yo es que soy más de botas Ugg).

El libro me ha gustado, principalmente porque está bien escrito (un requisito imprescindible para todo lo que leo y así evitar sufrir nuevos traumas) y porque la historia te mantiene enganchada capítulo tras capítulo. Los idilios imposibles son irresistibles para los románticos empedernidos.

Momento "pero's" de Jane. Seguramente pensaréis que me repito más que el ajo, pero... ¡es que tiene demasiadas similitudes con la historia de Mr. Grey y Anastasia! No voy a explicar más para no destripar el libro, si cuento en qué se parece al libro de E.L. James me cargo la historia, y tampoco es eso. De todas formas el libro se deja leer (es así de majo) y es entretenido, hace soñar con el amor y también sufrir. Leeré la segunda parte porque, obviamente, necesito saber qué va a pasar.

Nota para la autora: sé que el laísmo es muy típico en una determinada zona del país, pero a los que no somos de la región nos descoloca un poco. Just saying.


domingo, 19 de marzo de 2017

La condesa muerta (Eba Martín Muñoz)



Sinopsis: Una mujer de época casada con un conde sanguinario. Un extraño asesinato en un hotel de Nápoles, que dará comienzo a una espiral de misteriosos asesinatos. Dos tramas, aparentemente inconexas, que se revelarán como una sola. 
Misterio, sorpresa y ficción sobrenatural se unirán en esta trepidante novela negra que te cautivará.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert!!! - Pero no muchos...)


Cambio de registro. Hoy vengo con una novela negra de terror que a los amantes del género les encantará.

Nicola es un inspector de policía italiano que se ve envuelto en un misterioso asesinato cuya explicación sobrepasa lo racionalmente comprensible. Su investigación lo lleva a descubrir una antigua maldición que data del siglo XVIII y que se se desencadenó con el trágico y siniestro fallecimiento de los Condes de Cowland. El policía se embarca en la búsqueda del asesino viajando al origen de dicha maldición, con la esperanza de poder detener la oleada de crímenes que se siguen sucediendo y que están relacionados con los Cowland y lo que en su castillo ocurrió. Pero a medida que avanza en sus pesquisas se dará cuenta de que es difícil parar aquello que no es tangible y que sólo persigue la venganza. Por el camino conoce a Victoria, la cual le ayudará en su cruzada (y también para alegrarle un poco la vida al muchacho).

La autora es sin duda admiradora del gran Edgar Allan Poe, el comienzo del libro me ha recordado mucho a las obras de este gran escritor. La macabra situación que se da en esa habitación y el sadismo del Conde de Cowland es verdaderamente espeluznante. El misterio envuelve toda la historia, los protagonistas se encuentran metidos de lleno en algo que los supera y es complicado averiguar que relación guardan los dos con lo que está sucediendo. El desenlace me ha encantado porque no me lo esperaba (y esto lo dice alguien que adivinaba siempre quién era el asesino en las novelas de Agatha Christie).

Es un libro fiel a su género. Aúna suspense, muertes, terror y sucesos paranormales. La ambientación es estupenda, especialmente las escenas en que los espíritus hacen su aparición para asustar al personal. La escritora consigue transmitir al lector las sensaciones que provoca el miedo... ¡hace hasta que mires por encima del hombro por si acaso hay cierta mano acechando!.

Me ha gustado, la novela negra me apasiona y este libro lo he disfrutado especialmente porque me ha recordado a clásicos como Poe (como ya comenté al principio) y HP Lovecraft, por mencionar un par de ellos. Sí que he encontrado que la novela tiene un principio muy impactante y que quizás conforme nos adentramos en la historia pierde un poco de su fuerza inicial y se vuelve más ligera. Quizá también me han sobrado los momentos humorísticos, para mí un relato de terror tiene que mantenerse en esa línea, pero entiendo que la escritora ha querido suavizar el horror de los acontecimientos. 

Fantástico el homenaje de la autora al magnífico Stephen King, me quito el sombrero ante ella por su tremenda imaginación y originalidad.

martes, 14 de marzo de 2017

La Princesa de Central Park (Joana Arteaga)


Sinopsis: Diana Nesterenko se gana la vida con un buen puñado de minijobs, de esos que no dejan muchos dólares en el bolsillo al final del día. Con el único objetivo de acabar sus estudios tardíos y forjarse un futuro alejada de una infancia traumática, en su currículum destacan trabajos como paseadora de perros o regadora de plantas. Pero en un servicio de catering desastroso todo eso va a cambiar. Porque el destino la coloca en el radar de Saul J. Coleman y su mejor amiga, Martina, que se empeñan en cambiar la suerte de una Diana a la defensiva.
Un sustancioso cheque semanal, un revés médico con complicaciones, una ONG muy singular y una boda secreta, acabarán por colocar a Diana y a Saul justo en la misma página, mientras esperan la gran nevada que no llega. No te pierdas la historia de Diana, una mujer temperamental con el corazón del tamaño de Ucrania, una auténtica princesa plebeya a punto de encontrar a su príncipe azul.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: No sé si serán Spoilers, pero por si acaso.... Spoilers Alert!!!)


Decidiendo lo próximo a leer, mientras buscaba en mi Kindle, me crucé con este libro (sinceramente compro tantos libros que ni recordaba que lo tenía), y me decidí por él porque NYC es fascinante y el hecho de que la historia transcurra en esa ciudad supuso un aliciente para mí.

Al lío. Diana es una inmigrante ucraniana que llegó a Estados Unidos huyendo de una trágico pasado. Se gana la vida como puede con trabajos mal pagados mientras termina sus estudios en la universidad. El destino pone en su camino un jefe baboso que hace que su último trabajo termine de manera desastrosa (y sin posibilidad de continuar), y al mismo tiempo le permite conocer a varias personas que cambiarán su vida para siempre. Con un nuevo trabajo y un jefe un poco diferente, la vida de Diana toma un rumbo inesperado donde sentimientos que nunca había tenido afloran y tendrá que aprender a convivir con ellos.

Pues me ha gustado. Es lo primero que leo de esta autora y me ha sorprendido (para bien, no seáis malpensados), por la intensidad de la narración. El libro está escrito en primera persona lo cual adentra al lector en los pensamientos y sentimientos de la protagonista, en mi opinión la autora hace una labor excelente en este aspecto. Aunque suelo ser contraria a la narración en primera persona, aquí funciona. No he echado en falta nada porque Diana es la protagonista absoluta y aunque Saul es encantador y te enamora, queda relevado a un plano bastante secundario que le queda perfecto. Es el enamorado paciente a la espera de que ella sea capaz de asimilar todos esos nuevos sentimientos.

El pasado de la protagonista no se desvela hasta casi el final del libro (aunque desde el principio se intuye por donde van los tiros), pero la autora no se recrea en ello. Durante todo el libro lo mantiene apartado lo suficiente para que no se convierta en algo demasiado sórdido que empañe la historia, pero está siempre presente, ya que es imposible que no lo esté para Diana.

Leer esta historia ha sido como montar en una montaña rusa de emociones y sentimientos, donde sientes tristeza por lo acontecido en un pasado no tan lejano y felicidad cuando el amor asoma por el horizonte. Es este el relato de una chica de pocos recursos y marcada desde su nacimiento por diferentes circunstancias, que lucha y sale adelante. Es una superviviente.

El libro está bien escrito (algo no tan fácil de encontrar últimamente). La historia sigue un curso normal en el tiempo. El personaje principal es intenso, creíble y conmovedor. Es un drama pero de los que gustan, una historia romántica donde no todo es color de rosa y éso es lo que verdaderamente me ha enganchado: es realista.

Lo mejor del libro: las conversaciones entre los protagonistas mientras un brote de varicela causa estragos.

sábado, 4 de marzo de 2017

Huida (Simon Wood)


Sinopsis: Un fin de semana, Zoë y Holli deciden aparcar sus estudios de doctorado y hacer una escapada a Las Vegas para desconectar y divertirse un poco. Sin embargo, en el viaje de vuelta a casa con el coche son víctimas de un terrible suceso, y cuando Zoë la ve por última vez, Holli se halla en las garras de un sádico asesino. Zoë logra escapar, pero su vida cambia para siempre. 
Un año después, atormentada aún por el sentimiento de culpa, Zoë se infiltra en la investigación policial de un crimen que guarda escalofriantes paralelismos con su secuestro. Acompañada de un audaz inspector de policía, vuelve sobre los pasos que ella y Holli dieron aquella noche fatídica en el desierto con la esperanza de recuperar la memoria y ayudar a encontrar justicia para su amiga. Su captor —apodado «el Contable» por la prensa— sigue acechando a Zoë. Para él, no es una superviviente, sino alguien con quien aún tiene cuentas pendientes que saldar...

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert! Quizás!)



Esta historia me ha atrapado desde el principio, es un buen thriller que te pone los pelos de punta por la crueldad que demuestra el asesino en sus actos y por la situación de la protagonista. Entremos en materia.

Zöe es la única víctima que ha conseguido escapar de las manos de un asesino en serie al que la prensa ha bautizado como "El Contable". Su vida dio un cambio radical después del secuestro al que fue sometida junto con su amiga, la cual no sobrevivió. Zöe intenta seguir con su vida y superar lo ocurrido cuando el Contable vuelve a matar en la ciudad en la que ella vive y todo se complica.

Me ha gustado mucho este libro por varios motivos, uno de ellos es que el autor también nos muestra el punto de vista del asesino... y además, ¡el libro está contado en tercera persona! ¡Por fin! Volviendo a lo que comentaba, el escritor comparte con el lector los pensamientos y sentimientos del criminal, pero no persigue que empaticemos con él, sólo hacernos partícipe de por qué lo hace y qué lo mueve a cometer esos atroces crímenes. Es algo diferente, ya que en este tipo de libros, por norma general, no se descubre al asesino hasta el final y alguien (generalmente un policía) explica el método y los motivos del homicida. Aquí todo se va explicando poco a poco desde el principio, pero este hecho no le quita ni una pizca de emoción a la historia, porque es sólo el lector quien tiene toda la información.

Es fácil ponerse en los zapatos de la protagonista, el escritor hace un gran trabajo creando un ambiente inquietante para ella. Zöe lo desconoce todo sobre ese hombre y vive permanentemente con la angustia de volver a encontrarse con el causante de sus traumas. ¿Os imagináis estar constantemente mirando por encima del hombro?

Este libro me ha durado dos asaltos, se lee muy rápido porque no es muy extenso y porque está escrito de manera sencilla, la acción transcurre de manera que enreda al lector de una forma que es difícil dejar de leer. Los personajes principales, víctima y verdugo, poseen una complejidad psicológica a la altura de las circunstancias.  Cada uno tiene un comportamiento y una forma de ver la vida coherente con sus experiencias pasadas. El autor ha hecho un buen trabajo con los personajes y con la historia en general. He valorado positivamente que no se adentre demasiado en tecnicismos o procedimientos policiales que habrían hecho la lectura pesada, sólo nos explica lo justo y necesario para que podamos seguir el relato sin caer en el aburrimiento. 

El desenlace del libro me ha encantado, trepidante y muy a lo Hollywood, pero no diré nada más. Toca leerlo.

Un libro entretenido de fácil lectura que hace que te preguntes cuántos asesinos en serie hay en Estados Unidos por metro cuadrado.

viernes, 24 de febrero de 2017

Declaración de Intenciones (by Jane)

Declaración de Intenciones
(o sea, el propósito de este blog)



Últimamente he visto muchos mensajes, posts y otras cosas con historias macabras y verdaderamente espeluznantes de blogueros "literarios" que hacen cosas que yo, sinceramente, no acabo de comprender. Por lo tanto me gustaría disipar las dudas que puedan surgir sobre mi blog y el motivo por el que escribo en él. Por si las moscas, ya sabéis:


- Empecé con este blog porque me apasiona leer y quería compartir con otras personas a las que les guste la lectura, mis opiniones sobre los libros que leo.

- NO gano dinero con este blog. Ni por publicidad ni por otro motivo. No me mueve el ánimo de lucro, escribo en este blog porque quiero y me gusta hacerlo.

- No colaboro con editoriales, ni acepto libros regalados por los propios autores (mis amigos pueden seguir regalándome libros siempre que quieran, of course). Lo pondré en modo Mariano Rajoy: todos los libros que leo los he pagado yo, los he cogido en préstamo de mi biblioteca local o me los han regalado amigos y familiares. Como he hecho toda la vida. De esta forma no existen compromisos ni conflicto de intereses.

- Lo que escribo aquí es mi opinión personal, y por lo tanto tan respetable como la de cualquier ser humano (o robot). Si un libro me gusta, lo digo. Si un libro no me gusta, lo digo también. Y no existe ningún otro motivo excepto compartir lo que honestamente pienso de un libro (no soy una escritora camuflada de bloguera, con la intención perversa de menospreciar el trabajo de otros autores para conseguir vender más de mis obras).

- Me es indiferente la cantidad de seguidores que tenga mi blog. Si me sigues, ¡estupendo!, bienvenido a mi blog. Si no me sigues, ¡pues genial también!, que te vaya bien. No voy a la caza y captura de otros blogueros para hacer intercambio de seguidores (en plan: "te sigo si me sigues"). Quien quiera leerme que lo haga por decisión propia. (Una escritora resentida por una de mis reseñas me dijo que no me seguía ni Dios... bueno, si Dios existe seguro que tiene cosas más importantes que hacer que seguir mi blog... o eso espero).



- Si algún escritor tiene interés en que lea su libro puede contactar conmigo y comentarme lo que quiera sobre él. Acepto recomendaciones por supuesto, y me encanta descubrir nuevos autores e incluso adentrarme en géneros desconocidos para mí. Pero todo el mundo debe tener en cuenta que siempre, siempre escribiré lo que de verdad piense sobre un libro... y quizás al autor no le guste mi opinión. Para gustos...

Creo que he sido bastante clara. Comentarios más abajo. Ahora a seguir leyendo. Oh yeah.


miércoles, 18 de enero de 2017

La sonrisa de los cerezos en flor (Kate Connelly)



Sinopsis: Londres, 1890. Después de verse sometida a la estricta voluntad de su familia y de descubrir la extraña desaparición de su amado Thomas, la joven Emily Watson emprenderá un viaje hacia Japón para encargarse de la fábrica de seda y las plantaciones de té que su familia posee en una villa cercana a Tokio. Emily conocerá la realidad de un pueblo que ha permanecido cerrado al mundo durante siglos, y deberá introducirse en la magia y el misticismo de una tierra remota en la que la tradición feudal y el progreso van de la mano. Un delicado paisaje muy alejado de su Inglaterra natal en el que viejos fantasmas del pasado guiarán misteriosamente a Emily en su búsqueda de la esencia de la felicidad.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: (Quizás) Spoilers Alert!!!)


Empecé este libro con grandes expectativas porque me apasiona Japón, su cultura y su historia. Os cuento qué me ha parecido.

Finales del siglo XIX. Emily es hija de un rico empresario inglés. Comete el error, a ojos de su progenitor, de enamorarse de uno de los trabajadores de su padre, Thomas. Su padre lo descubre y decide quitarlo de en medio al mismo tiempo que arregla el matrimonio de su hija con un aristócrata (sin dinero, como había muchos por esa época). Una vez casada, y después de varios incidentes con su nuevo marido, las familias deciden enviarlos a gestionar los negocios de seda que tienen a medias en Japón. Los meten en un barco y allí que los envían. La odisea personal de Emily comienza aquí, tanto el largo viaje en barco como su nueva vida en el lejano Japón la cambiarán para siempre.

El personaje de Emily es que sufre la mayor evolución de todos. Pasa de ser una joven ingenua y enamorada a tener que vivir multitud de experiencias desagradables, que si bien hacen que madure no cambian su esencia honesta y su buen corazón. La parte de Thomas ha sido sin duda lo más duro de leer del libro. El destierro al que se ve sometido por el solo hecho de haberse enamorado de alguien de un estrato social superior, es cruel e imperdonable. Las condiciones de trabajo en ese tiempo en la Ruta de la Seda eran tan severas que la supervivencia era un milagro.

A pesar de que, en teoría, Thomas era el protagonista masculino de la historia, me ha sorprendido la poca importancia que en realidad tiene en todo el libro. Por más que la autora haya intercalado capítulos narrando cómo se desarrollaba su vida, me ha parecido que era más por rellenar páginas y mantenerlo presente hasta que necesitara rescatarlo de nuevo. Porque la realidad es que el núcleo de esta obra es la nueva vida de Emily en Japón ya que la mayoría del relato transcurre en este país.  

La narración en general es lenta y los diálogos no se prodigan mucho. El viaje de Emily por todo el país del sol naciente se hizo pesado y repetitivo. Estaba deseando que terminara y volviera a su casa (¡además de la preocupación que suponía pensar en esos pobres caballos!). Quizá por este motivo he tardado más en leerla, me aburrí un poco en algunos pasajes.

Ha sido interesante, a nivel histórico, leer detalles de las antiguas costumbres japones así como este período turbulento donde el país comenzó a abrirse a occidente, con todo lo que ello supuso. Está bien documentada, fundamentalmente la parte geográfica, pero le falta un poco de "vida".

El libro tiene un comienzo prometedor, pero en mi opinión va perdiendo fuelle conforme avanza la historia. Está bien para echar el rato. 

lunes, 9 de enero de 2017

¡Y tenía que ser mi jefe! (Norah Carter, Monika Hoff & Patrick Norton)


Sinopsis: Davinia es contratada en un nuevo periódico como especialista de marketing. Allí conoce a su jefe, el Sr. Evans, con el que mantendrá una relación no sólo profesional, sino también fluirá entre ellos una marcada tensión sexual. ¿Habrá conocido Davinia a su hombre ideal? ¿Será el Sr. Evans el hombre quien dice ser?

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert!!! Muuuuuchos spoilers!)


Leer este libro perjudica seriamente la salud. He comprado los cuatros que conforman la saga, he leído el primero y dudo mucho que vaya a leer los siguientes. Mi estómago me lo agradecerá.

Esta reseña va a llevar un orden diferente al que suelo utilizar normalmente. Pero es que este libro no es normal. Para empezar me sorprendió que un libro que no llega a las cien páginas esté escrito por tres autores. ¿Cómo se han repartido el libro para escribirlo? ¿Por párrafos? He visto que el resto de libros de la saga tienen todos la misma longitud, así que quizás se los han repartido por libro (yo divagando...).

Bueno, a ver, esto... ¿por dónde empiezo? La historia es totalmente increíble de principio a fin. La protagonista se contradice continuamente, aunque hay que reconocerle que no tiene problemas de autoestima... ¡si tan solo no fuera tan boba! La forma de hablar de esta chica, que es quien narra la historia, es bastante infantil y a veces roza la vulgaridad. La actitud del jefe desde el primer día es preocupante, y a su lado Christian Grey es un tipo normal y corriente. ¿Soy la única que no considera normal que a los dos días de empezar a trabajar en la empresa el jefe la invite a comer a SU casa? La de él. Y que encima la intente emborrachar. Yo personalmente lo mínimo que hago es ir al departamento de Recursos Humanos y preguntar si es lo que habitualmente hace el jefe con los nuevos empleados. Y eso sin mencionar el grave trastorno bipolar que sufre el muchacho.

Sigo analizando la historia. Lleva una semana trabajando y el jefe se la lleva de viaje a Tailandia, supuestamente por motivos de trabajo. Después se descubre el pastel: él ha reservado sólo UNA habitación en el hotel y pretende  que compartan la cama. Pero a ella no parece importarle y termina pasando lo inevitable. Después de una semana en un destino tan exótico ella ya habla de amor y de relación, y de lo bien que lo conoce y todo lo que comparten. ¿Tiene esto algún sentido?

Es un libro en el que todo pasa muy rápido, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta su extensión. Tiene bastantes erratas y muchas expresiones que, si bien se usan en el lenguaje coloquial del día a día, no son correctos en una obra literaria. He tenido la impresión de que nadie ha revisado ni corregido este libro, hay por ejemplo dobles espacios en partes del libro que no coinciden con el fin del capítulo.

En general la calidad de este libro es pésima, tanto a nivel de redacción como en lo que a trama se refiere. Es algo que cualquiera podría haber escrito en un momento de aburrimiento (a la hora de la comida, en el metro de vuelta a casa, mientras bañas a tu hijo, te depilas las cejas o preparas tu tesis). No os lo recomiendo, porque aunque es corto, no merece la pena. No tiene los elementos que una buena novela romántica debe tener, no transmite lo que uno espera de este género.

Frase de la protagonista para la posteridad: "Éramos una sola saliva". Sólo comparable a la frase del Sr. Rajoy: "Somos sentimientos y tenemos humanos".