domingo, 6 de marzo de 2016

Manhattan Exciting Love (Cristina Prada)




SipnosisLara es una chica normal y corriente. Quizás se parezca un poco más de lo que le gustaría a una ratoncita de biblioteca, sobre todo si se compara con sus amigas Sadie y Dylan.
Por eso, cuando éstas le proponen dejar temblando la MasterCard y pasar un fin de semana a todo trapo en Atlantic City, al principio duda muchísimo, aunque finalmente acepta.
Sin embargo, Lara no contaba con que su mirada se cruzaría con la de Connor Harlow en mitad de un exclusivo club. Reconocería esos ojos verdes sin dudarlo, pues lleva bochornosamente enamorada de él ¡desde los trece años! Connor es guapísimo, elegante, sencillamente perfecto. Su sueño hecho realidad.
La vida de Lara se convertirá en un auténtico viaje de descubrimiento. Entenderá lo que significa la palabra indomable, cuántos sentimientos se pueden describir a través del sexo más salvaje y, sobre todo, lo que significa enamorarse de verdad.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Spoilers alert!)

Como es mi primera entrada y ando estrenando blog, me lo voy a tomar con buen humor.

Esto va de una chica, Lara, con un trauma infantil, y de un chico, Jackson, once años mayor que ella y que tiene también algún trauma que no llegamos a descubrir en todo el libro, y de la historia de amor/odio/noséloquequiero entre ambos.

Por circunstancias de la vida (al fin y al cabo, están en Nueva York y allí pasa de todo), terminan trabajando juntos por un proyecto que está desarrollando ella. Ya se conocían de antes, puesto que los padres de él la acogieron a ella cuando era niña y se quedó huérfana. Pero él nunca se ha considerado su hermano, es así de guay el colega.

El muchacho no es más desagradable porque no se entrena. Cuando lleva varias apariciones en el libro empieza a colarse una idea en mi cabeza: me recuerda a cierto personaje de otra novela que fue un bombazo hace unos años y de la cual ya hay película. Aquella en la que una chica era atada, azotada y castigada de varias maneras por un joven de ojos grises. Lo mismo me encuentro aquí y en estado puro, sieso y frío como un témpano, que la quiere pero no la quiere al mismo tiempo. Ya sabéis, lo normal en estos casos.

Por algún motivo que desconocemos a Jackson le gusta darle a ella un par de cachetes en el trasero de vez en cuando. Pero en realidad a él no le va el tema del BDSM ese. No quiere una sumisa, pero sin embargo está acostumbrado a que todas las chicas con las que se acuesta hagan lo que él ordena y manda. Mmm... aquí Freud tendría un buen caso.

Después de medio libro nos olvidamos del BDSM (por si alguna se había entusiasmado, lo siento, el tema duró poco) y empezamos con los problemas: ni contigo ni sin ti; ella colapsada y exhausta mentalmente; polvos varios en diferentes sitios; él desplegando su lado posesivo y mandón; ella llorando por los rincones sin entender nada (a pesar de que la chavala tiene un coeficiente intelectual apabullante) y bebiendo cosmos con las titis de sus amigas todos los días. Al final resulta que se han enamorado. ¿Y para esto tanto masoquismo te preguntarás? Pues claro, ¿si no qué iban a estar haciendo durante 200 páginas?

El desarrollo del libro es correcto y está bien escrito. Incluso tiene algunos toques de humor, aunque a medio libro Lara deja de hacer comentarios divertidos y el libro se queda sin su gracia ingenua y patosa.

El chico tiene unos padres encantadores. Todos son ricos. La chica tiene un pedazo de trabajo. El chico conduce un Ferrari, le quedan los trajes perfectos y es todo músculo. Ella tiene menos personalidad que un mosquito y es bastante inocente (menos mal que NO era virgen, hasta ahí podría haber llegado la broma). Eso sí, le encanta leer libros de economía y derecho internacional, porque es lo más sexy que puede hacer una mujer cuando sólo lleva puesta una camisa y tiene delante a un tío que está cañón.

Conclusión: el libro está entretenido... si no tienes otra cosa que leer. Es una versión más light de las famosas "50 sombras de Grey", los personajes son casi calcados y la historia es (demasiado) similar. Las situaciones son las repetidas en tantas otras novelas románticas y no aporta nada nuevo. Es una historia de amor, pero no de las que conmueven. Aprueba, pero por los pelos.

1 comentario:

  1. Jajajaja, te acabo de descubrir, Jane.
    Algo me habían dicho de este libro y no pensaba leerlo. Muy divertida la reseña. Bienvenida a blogger y espero seguir viéndote con ese buen humor reseñando o recomendando.

    ResponderEliminar