miércoles, 25 de mayo de 2016

El secreto de Gray Mountain (John Grisham)



Sinopsis: Hace una semana Samantha Kofer trabajaba en una prestigiosa firma de abogados de Nueva York. Ahora trabaja gratis en una asesoría legal para clientes sin recursos en una pequeña ciudad de Virginia. La caída de Lehman Brothers supuso para ella la pérdida del trabajo, de la seguridad y del futuro. Su mundo no tiene nada que ver con su vida pasada de peces gordos y bonos desorbitados.
En la actualidad se enfrenta a clientes reales con problemas reales en las tierras del carbón, donde la ley es diferente y defender la verdad significa poner en peligro la vida. Su nuevo jefe se dedica a demandar a las compañías mineras por los destrozos medioambientales que están devastando la comarca, y mucha gente lo odia por ello. La vida de Samantha ha dado un giro de 180 grados.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Spoilers Alert!!!)


Bah.

Me encanta John Grisham. Ha escrito varios de los libros que más me han gustado. Éste no es uno de ellos. 

Samantha es una abogada que se ve puesta de patitas en la calle cuando  la despiden del bufete donde trabaja en Nueva York. La crisis está en pleno apogeo, y bancos y despachos de abogados están cerrando. Hay que decir que a la muchacha tampoco le venía mal el cambio, aquí hablan de trabajar 80 y 90 horas a la semana como si fueran pipas y no trabajo forzado. Me dan escalofríos de los chungos de pensarlo. Y nosotros luchando por las 35 horas semanales...

El acuerdo de la empresa es que se busque una ONG para trabajar gratis y ellos a cambio le conservan el subsidio de enfermedad durante un año o así. Traducido del idioma de Estados Unidos al nuestro: que le pagan si enferma. Allí NO hay sistema sanitario público, por lo tanto si lo pensáis es muy importante poder tener el susodicho subsidio. La chica se busca una asesoría legal (los abogados de oficio de toda la vida) en un pueblo perdido de Virginia, y allí que se va.  Y esto es lo más interesante y excitante de todo el libro... ¡genial! (Léase el tono de fingida alegría en la última exclamación).

El pueblo se encuentra en la zona de la minería del carbón de los Apalaches. La protagonista empieza a tratar con problemas reales y muchos más importantes que los que se encontraba en Wall Street. Gente muy pobre, que vive en la miseria y de la que se aprovechan las empresas y el propio sistema. Es lamentable comprobar como las vidas humanas no valen nada para las grandes corporaciones. Si algo consigue la historia es abrirte los ojos a un mundo que quizás no conocías, y es desolador. John Grisham es experto en esto, enseñarte la otra cara del sueño americano y hay que reconocer que lo hace de manera impecable. Pero...

La historia es un poco floja, carece de acción, quitando un par de tiros aquí y allá. Muere uno de los personajes importantes (me quedé estupefacta), hay un poco de romance que no sirve para nada y tampoco aporta gran cosa. ¡Esperaba un juicio por el amor de dios! ¡Es John Grisham! Un gran juicio por el pulmón negro, la enfermedad de los mineros, y nada de nada. Encima el pobre minero termina de manera trágica. El autor deja un final abierto en muchos frentes. He estado pensando si es que tiene intención de escribir una segunda parte... aunque no es su estilo, y no creo que fuera mucho mejor que este libro. Quizás es que yo tengo el listón muy alto. Hasta ahora el mejor, con diferencia, es "El jurado". 

Aquí le falta intriga de la que te engancha. Hay unas cuantas amenazas, un supuesto asesinato, una tristeza palpable en el aire de ese pueblo, algunas demandas, vecinos cotillas, un loco que aparece una vez y luego no se vuelve a saber nada de él (asumiremos que alguien por fin tomó cartas en el asunto)... ¡pero el juicio no llega! Qué final tan decepcionante y pobre. No es que sea requisito indispensable que haya un juicio, pero la historia lo sirve en bandeja y se desarrolla siguiendo un camino que hace pensar que sucederá. Pero no.

En fin, conservo la esperanza de que el siguiente de este hombre sea de los buenos, porque el secreto de Gray Mountain no era tan impactante como se preveía. Al final no se sabe si lo que escondía la montaña consiguió su propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario