lunes, 2 de mayo de 2016

Hasta que te conocí (Anna García)



Sinopsis: A Lucas nunca se le dieron bien las relaciones con... la raza humana en general. Inteligente, borde, engreído, solitario y antisocial, se las apañó siempre para vivir su vida sin ataduras. Nadie había sido capaz de dejarle sin palabras… Hasta que conoció a Valerie. 
A Valerie siempre se le dieron bien las personas. Abierta, alegre y divertida, siempre tuvo la capacidad para caerle bien a todo el mundo. Nadie la había sacado de sus casillas… Hasta que conoció a Lucas.
Se llevaron fatal, hasta que se conocieron. 
No se gustaron, hasta que se conocieron. 
Pensaban que su vida era perfecta, hasta que se conocieron. 
Crees que todas las relaciones son iguales… Hasta que les conozcas.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Spoilers Alert!!!)



Continúo con mi cruzada particular: encontrar una novela romántica que sea buena. Impactante. Contundente. Que merezca la pena leer de nuevo.

Me he reído. Mucho. El intercambio de emails al principio del libro es desternillante. Ese envío recíproco de insultos y esos asuntos kilométricos en los correos... ¡hilarante!. (Esto significa que hemos empezado bien).

Esta es la historia de Valerie y Lucas. La autora nos escribe en primera persona, pero tiene el detalle de añadir el punto de vista de él, y así por lo menos tenemos una visión más amplia de las situaciones y los sentimientos. Seguro que ya habré mencionado en alguna entrada anterior que tengo mis dudas sobre las narraciones en primera persona. En este libro puedo decir que no está mal del todo... igual es que hoy me he levantado generosa.

Lucas es un tipo desagradable y malhablado. Me gusta. También me complace encontrarme con una protagonista que no es boba, inocente y despistada. Vamos que es una chica normal (tampoco es virgen, que ya está bien con tanta virgen... eso no se lo cree hoy ni el Papa, el del Vaticano). Se conocen, se dicen de todo (nada bonito) y se gritan constantemente, pero les va bien la cosa así. ¿Quién dice que pegando gritos no se puede enamorar a alguien? ¿Y cómo pensáis que Tarzán hizo que Jane cayera rendida a sus pies?.

Hasta ahí lo que me ha gustado. Ahora al meollo de la cuestión... es una historia de amor y ya está. No hay nada más. No hay ningún imprevisto, aventura, peligro, suspense, secreto. Y como sólo está la historia de ellos dos, pues a mitad del libro se empieza a observar la repetición de situaciones entre ellos, supongo que para alargar el relato y dar un poco de juego con el tira y afloja entre los tortolitos. Asimismo la familia de él es perfecta. Demasiado. Los hermanos se llevas todos estupendamente, los padres tienen una casa magnífica y no podrían ser más amables ni aunque se hicieran discípulos del Dalai Lama.

Quizás pensaréis que me repito más que el ajo pero... la sombra de Christian Grey es alargada (como me dijo hace poco una amiga), y vuelvo a encontrar algunas semejanzas con ese libro. Pero no entraré en más detalles. Simplemente decir que los acontecimientos del final me parecen precipitados, al mismo tiempo que veo venir lo que va a pasar en el siguiente libro. Tal vez la posible aparición de una madre descarriada y el resultado de un accidente en la luna de miel (espero, porque como la segunda parte cuente cómo le gusta a Lucas los bistecs, ni romance vamos a tener).

En conclusión, si os queréis echar unas risas este libro os sirve. A los que les guste una historia de amor, os encantará. Le falta un tema de fondo, un poco de acción... pero está bien. Teniendo en cuenta mis últimas experiencias con la novela romántica, ésta es sin duda mejor que las otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario