martes, 19 de julio de 2016

Sobre editoriales, libros autopublicados y escritores...

Hoy es mi día de divagar, reflexionar y verter opiniones personales.
(Uy! ¡Si ésto lo hago siempre! Bueno, empezaré de nuevo...).

Llevo dándole vueltas a este tema desde que empecé el blog. Estoy en mitad de mi próxima reseña y he decidido hacer un alto en el camino (así dejo también descansar a los personajes del último libro que he leído), para expresar mi opinión sobre la publicación de obras literarias (ya deberíais saber que tengo una opinión para todo).

Así que hablemos de editoriales, la autopublicación y los escritores de hoy en día.



Es innegable que el panorama editorial ha cambiado en la última década en todo el mundo. En 2006 se creó y puso en funcionamiento Wattpad, donde cualquier persona se podía hacer una cuenta y subir sus archivos. La gente empezó a publicar sus escritos, algunos llegaron a convertirse en auténticos fenómenos (por ejemplo, la saga "After" de Anna Todd... sobre este libro podría escribiros un ensayo, quizás a sus fans no le gustaría lo que tengo decir al respecto) y saltaron al papel gracias a editoriales que vieron el filón que suponía publicar una novela que ya era conocida por miles o millones de personas. Al año siguiente, 2007, Amazon lanzó su plataforma KDP, Kindle Direct Publishing, que ha supuesto la revolución de la publicación de libros.

Yo me resistí a usar un lector electrónico todo lo que pude, hasta que las pasadas navidades uno cayó en mis manos en forma de regalo. Desde entonces mi vida no ha sido la misma. Para mí un libro en papel siempre conservará su parte romántica: el olor, ya sea a nuevo o usado; el ruido de las páginas al pasar; esas portadas que te inspiran; las manchas de comida que siempre dejaba en las hojas (efectivamente, no cierro el libro que estoy leyendo ni cuando como); los marcapáginas divertidos que se usan... quizás son sentimientos de una época pasada, de haber crecido en la era del papel. Siempre serán parte de mí. Pero (siempre hay un "pero"), la era digital es la caña.

En un pequeño aparato llevas cientos de libros. Es mucho más barato comprar libros digitales, así que por el precio de uno publicado en tapa dura puedes tener 10 o 15. Es cómodo de llevar. Y lo que creo que es más importante: ha permitido que millones de personas de todo el mundo puedan publicar sus historias. Libros que de otra manera no habrían podido llegar al público general. Es lo que se conoce como "autopublicación", de la cual es dueña y señora Amazon. Sin duda hay más sitios para autopublicarse, pero pienso que la que domina el mercado ahora mismo es ésta.




Y esto de la autopublicación me parece genial. 

Publicar con editoriales se había vuelto una utopía para muchos autores, ya que con la bajada en las ventas de libros, las grandes casas editoras se arriesgaban bien poco. Ahora todo aquél que haya escrito algo, puede publicarlo y si el libro gusta, incluso conseguir unos ingresos (¡toma ya!). No sé hasta qué punto podrán vivir de la autopublicación, pero el solo hecho de que exista esta posibilidad para todo el mundo es estupendo. Puedes encontrar obras que son verdaderas maravillas de la literatura, y otras que hubieran estado mejor quedándose en la imaginación de su autor. No obstante me gustaría señalar que hay editoriales publicando auténticas bazofias imposibles de leer, así que ¿por qué no autopublicarse?

Por lo tanto:



Esta nueva forma de publicar literatura enriquece la cultura: al existir relatos de todo tipo es más fácil que una persona encuentre un libro de un género que le guste y al ser más económicos más personas pueden acceder a ellos, por lo tanto promueve la lectura. He visto a personas que no habían cogido un libro en su vida leer en lectores electrónicos (esto es bueno).

¿Lo negativo que encuentro en la autopublicación? Pues como he dicho más arriba, la calidad literaria de muchas obras deja bastante que desear. Otro aspecto con el que me he encontrado es que hay muchos autores que escriben para ganar dinero. Ojo, que no es que me parezca mal que vivan de esto, pero (el "pero" otra vez) una persona debería escribir porque le gusta y escribir lo que le gusta. Desgraciadamente hay muchos autores publicando libros que han escrito pensando sólo en lo que al público le gustará, y juntando ideas de este libro o aquél (normalmente bestsellers) como si fueran puzzles, para formar uno propio con la única intención de vender y ésto se hace muy obvio cuando lo lees  y la trama no tiene mucho sentido.

Si has llegado hasta aquí es que verdaderamente te gusta leer. Parece que me he extendido un poco en esta entrada.. ejem, ejem...

Y tú, ¿qué opinas de todo esto?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario