domingo, 30 de octubre de 2016

El invierno más largo (Cecilia Ekbäck)


Sinopsis: Laponia, 1717. Maija, su marido Karl-Erik y sus dos hijas, Frederika y Dorothea, han emigrado desde Finlandia a la Laponia sueca, en la zona del monte Blackåsen. Karl-Erik sufre de angustias y miedos incontrolables, y tuvo que abandonar su trabajo como pescador. Ahora la familia vive en una granja. Una mañana, Frederika y Dorothea llevan a pastar a las cabras a la parte superior del bosque. Allí encuentran el cadáver de un hombre. Maija decidirá avisar de este suceso a los escasos y lejanos vecinos del pueblo que se encuentra a un día de distancia a pie, un lugar tenebroso y solitario que solo parece volver a la vida cuando las campanas de la iglesia convocan a su gente a través de la nieve. Es allí donde incluso los enemigos más antiguos de esa comunidad se reúnen y abandonan su aislamiento para verse de nuevo. Maija irá conociendo a cada uno de los lugareños en su discreta investigación y se dará cuenta de que, así como la nieve oculta la tierra, sus habitantes esconden los más temibles secretos. Todos dicen que la muerte de ese hombre, quien resulta ser un miembro de la comunidad llamado Erickson, solo puede deberse al ataque de un lobo. Pero ¿qué animal salvaje corta un cuerpo de esa manera, con tan limpias y estudiadas heridas?

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert!!!)



Ha sido muy interesante leer este libro. Tiene un comienzo lento pero que se va animando con los acontecimientos y la llegada del invierno.

Esta novela histórica nos adentra en una época tumultuosa de la Suecia del siglo XVIII, donde las antiguas creencias se mezclaban con una nueva religión impuesta, las guerras del rey y las duras circunstancias que suponía sobrevivir en un clima duro e implacable.

Una familia finlandesa se traslada al norte de Suecia para iniciar una nueva vida en una granja en Laponia situada junto a una montaña. Maija, la esposa y madre así como apoyo de toda la familia, se enfrenta desde el principio a la dureza de una vida en un lugar remoto, al tiempo que cuida ella sola de sus dos hijas, cuando su marido tiene que volver a la cosa para trabajar. Sus vidas se complican cuando aparece muerto uno de los vecinos y queda patente que ha sido asesinado. Es entonces cuando entran en escena el resto de habitantes de la montaña ya que Maija se empeña en descubrir al asesino.

El libro no se centra sólo en la vida de esta familia, aunque sin duda son los protagonistas. Los habitantes de la zona esconden secretos, y esa muerte inesperada hace que salgan a la luz las intrigas de los residentes de la montaña, las cuales habían permanecido ocultas mucho tiempo. Los personajes están muy bien definidos, se aprecia la separación de clases y el funcionamiento de la sociedad en esa época. Se mezclan también en la historia tintes paranormales, parte de las supersticiones de un tiempo donde en lugares remotos todavía se practicaban ritos paganos. Sin duda, la protagonista de esta parte del libro es Frederika, la hija mayor de Maija. Una chica que se convierte en adulta en un solo invierno. 

La autora hace una magnífica labor de investigación y nos dibuja las costumbres y forma de vida de unos pobres campesinos en un territorio inhóspito donde el frío y la nieve arrasan con todo. La ambientación es espectacular, sobre todo la descripción de la primera gran tormenta que sacude a los protagonistas.

El libro me ha gustado aunque quizás al principio me costó un poco engancharme. Es un thriller muy bien narrado e interesante por todos los datos históricos que aporta, incluyendo supersticiones, misticismo y las antiguas creencias de los sami. Mantiene el suspense hasta el final, hay enigmas que no se resuelven hasta las últimas páginas. La evolución de algunos de los personajes es excelente porque la autora consigue describirnos sus pensamientos y las decisiones que toman. 

He pasado mucho frío... ¿nieve hasta la cintura? ¡Brrr!

No hay comentarios:

Publicar un comentario