jueves, 17 de noviembre de 2016

Detrás de la máscara (Adriana Rubens)


Sinopsis: La Revolución industrial ha convertido a Londres en una ciudad de grandes desigualdades económicas y sociales. Kathleen Sweeney nació en Whitechapel, uno de los barrios más pobres. Se habría convertido en lo que muchos considerarían una “rata de alcantarilla”, si no hubiera sido por un giro inesperado del destino, que ha hecho de ella la prometida del marqués de Dunmore. Pero un nuevo imprevisto amenaza con ensombrecer su porvenir: acaba de recibir en herencia el Jardín Secreto, un exclusivo prostíbulo.
A Nicholas Richmond, marqués de Dunmore, la vida lo ha bendecido desde la cuna. Nacido en el seno de una de las familias más poderosas del país, está acostumbrado a que todo el mundo le rinda pleitesía. Se enorgullece de ser un hombre frío, que mantiene todos sus sentimientos controlados… hasta que el beso de una inocente muchacha se convierte en su obsesión y una misteriosa mujer enmascarada termina por robarle el corazón.
¿Podrá su amor vencer los prejuicios sociales y sobrevivir a los peligros que acechan desde Whitechapel?

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención!!! Mini Spoilers Alert!!!!)


¡Me ha encantado! Parece que, poco a poco, empiezo a encontrar buenas escritoras españolas de novela romántica. La sinopsis de este libro captó mi atención, y en cuanto llevaba unos pocos capítulos me tenía completamente atrapada en la trama.

Kathleen, (Kathy para los amigos), es una chica huérfana, que gracias a la ayuda de su tía ha podido estudiar en una prestigiosa escuela de señoritas. El término de sus estudios coincide con la trágica muerte de su tía, lo que la lleva a tener que enfrentarse a una herencia no deseada: un burdel. La chica, en un principio, está convencida de cederle la gestión del mismo al socio de su tía (Connor, un tipo a priori desagradable, pero que luego te acaba gustando) porque tiene una reputación y un prometido aristócrata, hermano de su mejor amiga del internado (Nicholas, para futuras referencias). Todo se tuerce cuando aparece un inspector de policía maleducado que prácticamente la obliga a quedarse y dirigir el negocio.

Aquí comienza a complicarse la vida de la protagonista. Se introduce en un mundo del que no sabía nada y se encuentra con personas de todo tipo. Su lado más humano y compasivo sale a flote, y su sentido de la responsabilidad por todo el que depende de ella y de ese negocio hace que se embarque en una cruzada particular para, básicamente, ayudar a todo el mundo.  En esta situación tan difícil decide hacer acto de presencia su esperado prometido que había estado haciendo las Américas.

Este libro me ha sorprendido gratamente y lo he disfrutado casi tanto como los de mi autora de romántica favorita: Lisa Kleypas. Es una historia ambientada en la época victoriana en la vieja Inglaterra, los personajes son excepcionales y tan reales que todos convencen. La autora ha hecho un gran trabajo con ellos, ha sabido darle a cada uno su personalidad y su debida relevancia en la trama. El relato es bastante original (aunque ya había leído anteriormente una historia en la que la protagonista se hacía cargo de un club de juego, nunca había habido un local de mujeres de vida alegre de por medio) y la ambientación magnífica. Además toca un tema bastante escabroso como es la prostitución infantil, y detalla la vida del East End londinense en un tiempo en que era uno de los lugares más peligrosos del mundo. 

Es verdad que Kathleen es un poco blanducha, pero se justifica, de alguna manera, por su educación en un internado. Asimismo, el motivo de Nicholas para haber dejado a Kathy más tirada que una colilla es un poco flojo... ¡si iba a casarse con ella! De todas formas, cuando regresa se encuentra en la misma tesitura, así que dos años de separación no han arreglado nada.

La autora ha sido un descubrimiento para mí, y se han cumplido mis expectativas con creces. Su manera de narrar (¡por fin un libro que no está en primera persona!) me ha gustado mucho, y ese punto cómico que le aporta a algunas escenas le da humanidad a los personajes, no eran las damas y caballeros de la época tan encorsetados y correctos como pensamos.

Resumiendo, os recomiendo el libro. Y añadir que aunque es autoconclusivo, espero con entusiasmo que la autora escriba el siguiente... el final se quedó muy interesante.

1 comentario:

  1. Recuerdo este libro con gran cariño pero todavía más por Connor! Deseando esa segunda partecon muchas ansias :D

    ResponderEliminar