martes, 1 de noviembre de 2016

Reseña Especial Halloween: Diez Negritos (Agatha Christie)


Sinopsis: Diez personas sin relación alguna entre sí son reunidas en un misterioso islote de la costa inglesa por un tal Sr. Owen, propietario de una lujosa mansión a la par que perfecto desconocido para todos sus invitados. Tras la primera cena, y sin haber conocido aún a su anfitrión, los diez comensales son acusados mediante una grabación de haber cometido un crimen en el pasado.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert! BOO!)



Estuve dándole vueltas a esto durante el fin de semana, ¿por qué no leerme un buen libro de terror como homenaje a la noche de las brujas y monstruos varios? Os gustará Halloween o no, pero es una noche divertida y buena excusa para leer alguna buena historia de suspense. No quería leer algo típico como "Frankestein", "Drácula", o algo tan terrorífico como "Orgullo y Prejuicio y Zombies" (espeluznante, y no sólo por los zombies, si Jane Austen levantara la cabeza...). Al final me decanté por un clásico, para mí el mejor libro de esta gran autora de misterio. Si no lo has leído, espero que esta reseña te anime a ello.

Diez personas son invitadas a la Isla del Negro (situada en el Canal de la Mancha) por el enigmático Mr. Owen. En sus respectivas invitaciones son llevados a pensar que su presencia en la isla está justificada por conocidos comunes o por trabajo, sin que ninguno de ellos tenga claro quién es en realidad su anfitrión. Al final de la cena todos ellos son acusados de crímenes diversos causando la indignación y sorpresa, al mismo tiempo que se sucede la primera muerte.

A partir del primer asesinato es cuando la trama se vuelve intrigante y el lector se encuentra con una serie de personajes a los que tiene que analizar. Porque las muertes empiezan a sucederse una tras otra, y conforme van quedando menos personas las sospechas se complican. La pregunta más importante que hacerse es, ¿quién tiene un motivo para matar al resto?.

En este libro Agatha Christie da un giro a sus novelas de suspense. Aquí no hay un detective investigando un crimen con un puñado de personas a las que interrogar. En este libro todos los personajes son sospechosos, todos son potenciales asesinos y el lector tiene que ir indagando e intentando reunir pruebas para averiguar quién es el homicida. ¡Fantástico! El hecho de que "uno de nosotros" sea el asesino crea una atmósfera de tensión asombrosa y un ambiente de desconfianza entre los personajes que convierte cualquier nimiedad en algo que podría tener un gran significado, algo que podría llevar a descubrir al verdugo que está eliminándolos uno a uno.

La ambientación de la novela es espléndida. Qué mejor sitio para reunir a un grupo de personas que una isla, sin posibilidad de salir y con una fuerte tormenta arreciando. La isla es pequeña, no existe lugar en donde un asesino pudiera esconderse y nadie va a acudir en ayuda de los supervivientes. El hecho clave de la historia es cuando se llega a la conclusión de que el criminal es uno de ellos. Todos pasan a un estado de alerta máxima, sin dejar de observar al resto de invitados.

La primera vez que leí este libro no fui capaz de adivinar quién era el asesino antes de llegar al final, lo cual me fascinó. A lo largo de los años he releído esta historia muchas veces, y no me cansaré nunca de hacerlo. La autora usa una narración sencilla y nada recargada, y aunque contada en tercera persona nos ofrece los pensamientos de todos los personajes, lo que hace que el lector vaya descubriendo poco a poco retazos del pasado de todos ellos que puedan suponer algún indicio sobre quién es el asesino.

Es un libro lleno de suspense con personajes muy distintos entre sí que hacen su propia aportación de misterio a la novela. Una lectura altamente recomendable.

"... And then there were none".

1 comentario:

  1. Lo tengo en mi biblioteca. Y unos cuantos más de ella, pero sin duda, es un clásico.

    ResponderEliminar