sábado, 10 de diciembre de 2016

Ready Player One (Ernest Cline)



Sinopsis: Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se asegura que esconde las diabólicas piezas de un rompecabezas cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Las claves del enigma están basadas en la cultura de finales del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de ese momento, debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar; pero para hacerlo tendrá que abandonar su existencia virtual y enfrentarse a la vida y al amor en el mundo real, del que siempre ha intentado escapar. 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert!!!)


Después de varios libros de otro género, he vuelto a la ciencia ficción, que a mí personalmente me encanta. Este libro ha sido como un viaje al pasado, aunque esté ambientado en el futuro.

Wade es un chico de dieciocho años que vive en un mundo que se derrumba, una sociedad que pasa hambre y un planeta en el que los recursos energéticos se han agotado o están a punto de hacerlo. No hay trabajo, no hay esperanzas y a la gente sólo le queda zambullirse en el mundo virtual de Oasis, un videojuego creado décadas atrás en el que poder perderse y vivir una vida de ficción con todo lo que cualquiera pueda soñar. Un videojuego que en un principio fue creado como tal, para entretener, y que con el paso del tiempo se ha convertido en el mundo real para casi todo el mundo. Todo se hace a través de Oasis: estudiar, trabajar, comprar, viajar, vivir y yo diría que casi hasta respirar. A la muerte de su creador se desata la locura, ya que ha dejado toda su fortuna en herencia a aquel jugador que consiga encontrar las claves correspondientes para llegar hasta lo que se pasa a conocer como el Huevo de Halliday. Millones de personas se lanzan en su busca dentro del videojuego, empapándose de la cultura en la que creció Halliday (el creador).

La vida de Wade da un giro cuando descubre la primera clave de esta competición. Pasa de ser un chico pobre más, a convertirse en leyenda... con todas las consecuencias que ello acarrea. A través de los capítulos el lector se va introduciendo cada vez más en Oasis, en la lucha por el poder en el mundo, las sucias argucias de las grandes corporaciones y la batalla a la que se enfrentan los protagonistas, los débiles e indefensos de una sociedad destruida.

El libro está contado en primera persona por el protagonista, y aunque no suele gustarme este punto de vista en literatura, he de decir que aquí ha quedado perfecto. Porque en realidad no necesitamos conocer ningún otro punto de vista. Nos interesa el de él, y sólo ese, porque es fácil sentirse identificado con el personaje y porque es un pozo de sabiduría sobre videojuegos, películas, series y música de los años ochenta. La historia hace un recorrido por toda esta época, es una oda a lo que una generación vivió y sintió que hará las delicias de aquellos que crecieron en esa década.

La novela es larga en número de páginas, pero no se hace pesada. Es interesante y apasionante descubrir ese mundo virtual que el autor ha creado. No deja nada sin explicar y facilita detalles sobre el funcionamiento de todo en ese mundo del futuro, tanto dentro del videojuego como fuera en la vida real. Es una historia muy bien pensada y desarrollada, se percibe el tiempo que el escritor ha dedicado a esta obra.

Para mí ha sido muy emocionante leer este libro, por una parte es una magnífica obra de ciencia ficción, y a la vez que es un tributo a una época de la que muchos sentirán añoranza (ejem, ejem... que no sirva esto como pista sobre mi edad). Es como una de esas excelentes películas a las que se rinde aquí homenaje, donde chicos que llevan una vida corriente acaban enredados en increíbles aventuras. Aquí hay acción, un mundo virtual en el que perderse y videojuegos por doquier. Aunque los protagonistas sean adolescentes, todo lector disfrutará este libro independientemente de la edad que tenga.

Quizá sea el momento de volver a ver "Juegos de Guerra"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario