domingo, 1 de abril de 2018

Mientras esperas (Laia Sinclair)


Sinopsis: Clara Simmons y Kaden Wescott provienen de mundos muy distintos. 
Ella ha crecido en Nueva York, huérfana desde los doce años, y empleada doméstica desde que abandonó el sistema de protección de menores. Nunca ha dejado que su minusvalía la definiera, y hace todo lo posible por llenar su vida de color.
Él ha crecido junto a sus dos hermanos en Cascade, Montana, en el rancho propiedad de su padre, y desde muy joven ha trabajado duro para sacar adelante al Triple K. El peso de la responsabilidad y las circunstancias familiares han acabado por agriarle un poco el carácter.
Quizá sus mundos no son tan distintos. Quizá ambos se sienten solos, por distintas circunstancias. Y cuando sus vidas se cruzan y saltan las chispas, es inevitable que el amor aparezca.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert!!!)


Me he leído este libro en un día. Lo empecé esta mañana y lo he terminado hace un rato. Me gustan las novelas románticas ambientadas en el midwest americano así que vi este libro y me decidí a comprarlo. Los cowboys tienen un no-sé-qué, ¿verdad?.

Os pongo un poco en antecedentes. Clara es una chica que vive en New York y lo odia (que ya es decir bastante porque con lo grande que es el país que no se haya mudado antes...), le surge una oferta de trabajo para un rancho de Montana como cocinera. Después de pensárselo durante una noche, acepta el puesto y allá que se va. Allí la familia dueña del rancho la recibirá muy bien, y empezará a sentir cosas por el hermano mayor, Kaden, un chico con unos cuantos traumas infantiles que al igual que ella se ha sentido solo mucho tiempo. Y entre vacas, caballos y un bastón, la relación entre ellos se irá estrechando, con algún que otro incidente de por medio por supuesto.

Esta historia empieza muy bien, y yo estaba entusiasmada. ¿A quién no le gustaría vivir en un rancho en Montana? (al que no le guste, que se aguante). La protagonista tiene una discapacidad que la ha marcado desde su nacimiento, eso y el estar completamente sola en el mundo. Sin duda es una chica fuerte, que se enfrenta a las adversidades y ha sabido salir adelante. Luego tenemos a Kaden, el muchacho en cuestión, que carga con todo el peso del rancho en sus hombros por circunstancias de la vida y que también se siente muy solo. Los personajes protagonistas me han gustado... a ratos, porque los cambios de humor de ambos a veces no parecían de personas demasiado equilibradas. Oye, que no pasa nada, pero hay especialistas para tratar este tipo de trastornos. Just saying.

Hay varios "pero" que he encontrado en este libro. Para empezar está el tema de la narración, está contado en primera persona (lo que ya parece ser habitual en la literatura de hoy en día), pero va saltando de un persona a otra sin previo aviso, lo único que la autora usa para indicar que cambia el narrador son unos asteriscos en medio de la página. Afortunadamente sólo son Clara y Kaden los que van contando la historia, si hubieran sido todos los miembros de la familia habría necesitado un cuaderno para ir tomando notas y no perder el hilo.

También me ha llamado la atención como en algunas partes del libro los tiempos verbales cambian de una línea a otra. Lo mismo en una frase un personaje usa el presente, que en la siguiente emplea el pasado, es algo llamativo y da la impresión de que la historia no sigue una línea temporal continua.

Quizá el "pero" más grande viene por el hecho de que he encontrado muchas similitudes en este libro con otro que leí hace tiempo. Los personajes, la ambientación, las situaciones, la propia historia... todo me ha sonado tan familiar que me ha llevado a comprobar las fechas de publicación de ambos libros en Amazon. Este libro que hoy reseño fue publicado posteriormente al otro que ya había leído anteriormente, y del cual hay reseña en mi blog también. Sí que es verdad que la historia difiere un poco, pero no puedo evitar preguntarme de dónde le llegó la inspiración a la autora de este libro. ¿Es que verdaderamente está todo inventado?

En fin, es un libro para echar un rato. Me ha gustado el romanticismo, la valentía de ella y la naturaleza bondadosa de él. Pero ha habido demasiado momentos en los que ambos parecían adolescentes (que no lo son), y algunas escenas de sexo introducidas y desarrolladas de forma que no concordaban con la personalidad de los protagonistas.

Que alguien me explique lo del bastón multicolor, por favor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario