domingo, 30 de diciembre de 2018

Reflexión de Fin de Año



Se acaba el año. Bye bye 2018. Y este pequeño período en stand by durante la navidad me ha servido para reflexionar sobre cómo quiero que siga mi blog. La conclusión a la que he llegado es que quiero que sea cómo lo imaginé cuando lo creé.

Quiero que mi blog sea un sitio donde vengo a escribir lo que opino de los libros que leo. Punto. Si alguien lee mi opinión y quiere expresar la suya, genial. Que a alguna persona no le gusta lo que digo, que lo exprese también si quiere y sino que no me lea o no vuelva al blog. No hay más.

A partir de ahora no etiquetaré a ningún autor cuyo libro haya leído. Aunque de estos me quedan bien pocos en Facebook. Antes de las fiestas hice limpieza de grupos y de amigos en esta red social, he eliminado a casi todos los autores que tenía, excepto a aquellos con los que he tenido más contacto a lo largo de los meses y he desarrollado algún tipo de amistad. El resto, fuera. Me da igual lo que penséis, y si estáis de acuerdo o no, yo tengo mis motivos y os cuento a continuación parte de el por qué de esto.

El mundo de la autopublicación en Amazon es un grupo endogámico. Son siempre los mismos autores y seguidores los que se compran los libros mutuamente, se dejan opiniones, se aplauden y se apoyan. Todo es fantástico y maravilloso, todos los libros son obras maestras y, de cara a la galería, todos conviven en paz y armonía. Es un grupo que se retroalimenta a sí mismo, por lo tanto no hay opiniones sinceras, no hay críticas auténticas que aporten valor al dueño de la obra y lo único que se consigue es que se publiquen auténticas basuras. Porque como he dicho muchas veces: cualquiera pueda escribir, pero no cualquiera es escritor.

Estoy cansada de ver cómo se ataca a blogueros y lectores por decir que un libro no les ha gustado. Harta de ver a autores que se piensan que están a la altura de los grandes escritores de nuestra era. Asqueada de escuchar falsos halagos y ser testigo del peloteo llevado al extremo máximo. La mayoría de los autores autopublicados, y los satélites que orbitan a su alrededor (cuyo principal fin en esta vida es que les regalen libros y cosas), se mueven en la más absoluta hipocresía. Es agotador seguir el ritmo de este lobby. ¿Os había contado que me han denunciado publicaciones y fotos? Se ve que cuando a la gente no le gusta algo de lo que publico, en vez de decirlo abiertamente, van y me denuncian en Facebook.

Así que este año voy a dejar de leer bazofias, porque he pasado la mayoría del 2018 leyendo cosas que no me gustaban (la mayoría ni las he publicado en el blog en forma de reseña, porque no me merecía la pena perder el tiempo de esta manera). Me he introducido tanto en este mundo que he dejado de lado muchísimos libros que me habría encantado leer, principalmente libros de editoriales o lanzamientos que han sido considerados bestsellers, escritores famosos y consagrados que me gustan de siempre, este tipo de libros. Así que se acabó, tengo una estupenda biblioteca en mi barrio que suele tener los últimos lanzamientos, es hora de que le dé más uso a mi carné de la biblioteca. Lo que no tengan, a comprarlo como siempre he hecho.

Seamos realistas, la mayoría de lo que se está autopublicando en Amazon no son libros de calidad. No hablo sólo de que la historia no me guste, porque para gustos los colores, aunque por supuesto estoy en mi derecho de decir que NO me ha gustado un determinado libro por su historia. Pero me refiero principalmente a partes importante de un libro como son la narración, la ambientación, la congruencia de los personajes, la coherencia en la línea temporal, el desarrollo de la historia.... ¡las faltas de ortografía! ¡La gramática!.

En este nuevo año publicaré en el blog cuando me apetezca, leeré lo que me dé la gana y pasaré un poco (o bastante) de los autopublicados, excepto de los que ya conozco y sé que me gustan. Que nadie me intente vender su libro, por favor. Así no perderemos el tiempo ninguno de los dos. 

Mi blog nunca tendrá mil seguidores, lo sé y lo acepto. Tampoco es que empezara este blog con el fin de convertirme en influencer. Lo único que he pretendido desde el principio es intercambiar opiniones sobre libros con otros lectores. Por lo tanto, no le debo nada a nadie. Si pensabais que hasta ahora hablaba con total honestidad... bueno, siempre lo he hecho, sólo que algunas veces no he compartido todo lo que pensaba... o todo lo que sabía. Ahora sí lo haré. 

Soy Jane y este es mi blog.

domingo, 9 de diciembre de 2018

Una imperfecta flor inglesa (Concha Álvarez)


Sinopsis: Elena es la heredera de la casa MacGowan, pero ha crecido alejada de toda vida social para ocultar las quemaduras que sufrió de niña. Pero su vida da un vuelco cuando su tío le niega sus derechos como heredera y la expulsa de la vivienda familiar.
La joven, incapaz de aceptar la situación, se rebela y no duda en solicitar el apoyo del abogado de su padre. Dolida y confusa tras la desalentadora consulta al letrado, está a punto de ser atropellada por el carruaje conducido por Laramie Devereux, un conde francés de quien se rumorea que ha obtenido su fortuna con el contrabando de opio. Este sombrío personaje no duda en insultarla por su torpeza y las cicatrices que la hacen, a sus ojos, una mujer «imperfecta».
El destino, sin embargo, los hará coincidir de nuevo.
Gracias a una partida de cartas Elena urdirá un plan en el que las convenciones jugarán a su favor y el engaño será un arma de doble filo.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Espinosos Alert!).
(Atención 2: Este libro fue un regalo que la propia autora me hizo en persona, en el II Encuentro de Literatura Romántica de Pilas).



Lo dicho. Este libro me lo regaló la autora, coincidimos al final del evento y hablando con ella en medio de la calle, lo sacó de su bolso y me lo dedicó. Nos dijo a las que estábamos allí en ese momento: "Os voy a regalar mi libro". Así que esta es la primera reseña que hago de un libro que NO he pagado. Lo aviso para que lo sepa todo el mundo. Ahora paso a contar qué me ha parecido el libro.

Esta novela histórica narra la vida de Elena, una chica que sufrió graves quemaduras por un accidente con una vela cuando era niña y que la ha marcado en la sociedad en la que vive, puesto que nadie la querrá nunca por esposa (lo único para lo que podían vivir las chicas jóvenes en aquella época). Su tío, que es su tutor, la pone en una difícil situación cuando le dice que tiene que abandonar el hogar familiar. Al mismo tiempo, su tío decide casar a su hija con Laramie Devereux, que aunque en estos momentos lleva unos negocios muy honrados, fue pirata durante bastante tiempo. Entonces a Elena se le ocurre una idea brillante, para conseguir tener una familia y vivir dignamente, aunque ello suponga engañar a Laramie y hacer, de esa manera, que la odie por el resto de sus vidas.

En general, este libro me ha gustado. Para empezar tenemos a una protagonista que se sale de los convencionalismos de este tipo de novelas: no es una belleza deslumbrante. Es una chica joven cuyas quemaduras le han dejado cicatrices por gran parte de su cuerpo, y eso supone un estigma en su vida. Al mismo tiempo es una mujer que no se amilana por su situación, y como no se resigna, se busca la forma de conseguir lo que desea: tener una casa y una familia propia, y así un porvenir decente. Así que es una protagonista valiente, inteligente y decidida, y esto me ha gustado mucho. Sin salirse de los cánones sociales de la época, la autora ha sabido darle un giro al personaje, dotando a Elena de un carácter independiente poco visto en esos tiempos, a la par que realista por la situación tan límite en la que se encuentra.

El protagonista masculino sí que sigue más los estereotipos que nos encontramos en libros ambientados en esta época. Atractivo, con un pasado oscuro, mucho dinero, arrogante y con la intención de obtener una posición en la alta sociedad que, por diferentes motivos, no tiene. Es el típico hombre que en estas novelas gusta, así que es un personaje que cumple su cometido sin destacar demasiado.

Me ha gustado la historia por la originalidad que la escritora ha introducido en ella. Es verdad que me ha parecido que al libro le han faltado páginas, hay algunas cosas que ocurren demasiado deprisa. No es una novela larga, y eso hace que algunas partes de la trama tengan saltos. En alguna ocasión me he encontrado preguntándome, ¿y esto de dónde ha salido? Es un libro que quedó finalista en un certamen literario, quizá eso explica su longitud, la cual es, a mi parecer, escasa. 

Esta novela tiene unos personajes bien definidos, incluyendo unos secundarios que aportan su granito de arena a la historia para que esta tenga unos ingredientes que la hacen amena y entretenida: drama, romance, aventura, momentos peligrosos e incluso alguna escena divertida. He disfrutado esta lectura, es un libro bien escrito que hace pasar al lector un buen rato. La autora ha conseguido una perfecta ambientación en la época victoriana, lo cual yo, personalmente, agradezco enormemente.

Así que, desde aquí, agradecer a la autora su detalle con las lectoras a las que nos regaló su libro. Os lo recomiendo, no porque no me haya costado un céntimo, sino porque es un buen libro que disfrutaréis, si os gusta el romance histórico.

¡La vida pirata la vida mejor! (Tenía que decirlo, sorry). 

domingo, 2 de diciembre de 2018

Presidente (Katy Evans)



Sinopsis: Sube la temperatura en la campaña electoral de Estados Unidos.
Charlotte conoció a Matt cuando era una niña y se enamoró platónicamente de él.
Ahora, diez años después, Matt quiere ser el próximo presidente del país y Charlotte trabaja para él en la campaña.
¿Podrán evitar que su atracción ponga en peligro ganar las elecciones y llegar a la Casa Blanca?
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert! Muchos! Porque me da la gana!)




El título de este libro debería ser "Cómo perder el tiempo leyendo 320 páginas" (según la información que facilita Amazon del total de páginas del libro... aunque a mí me han parecido 600). Bueno, primer libro que leo de esta escritora y el último. Tenía buena pinta y tal, y eso que la sinopsis no es que ayude mucho a enganchar a alguien. Aunque claro, si se explayan más en la sinopsis nos quedamos sin libro. 

Charlotte y Matt se conocieron cuando eran niños, el padre de ella era Senador y el de él era Presidente, ambos de Estados Unidos (aclaro para que no haya confusión). Ella ha estado siempre enamorada de él, pero ha seguido con su vida y ha sido una niña buena. Sus padres, creo, están orgullosos de ella. Matt dijo que nunca se presentaría a Presidente, pero el asesinato de su padre cuando era adolescente (muy a lo Kennedy) hizo mella en él, y con treinta y cinco lindos años decide presentarse a la campaña presidencial. En ese instante, se acordará de Charlotte y le pedirá que trabaje para él en su campaña. Ella no podrá resistirse. El trabajar juntos dará pie a que surjan las chispas del amor y la pasión entre ellos, que tendrán que mantener el secreto por el bien del futuro de Matt (y ya puestos, del resto de la nación).

Voy a empezar por comentar las cosas que me han gustado de este libro. 

Por un lado, creo que la escritora hace un buen trabajo creando una tensión sexual entre los protagonistas que aumenta capítulo tras capítulo y consigue mantenerla hasta que decide que es hora de que estos dos se metan en faena de una buena vez. Otro punto que no ha estado mal es el retrato que hace de lo que supone para una persona presentar su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos de América. Ha sido muy acertada su decisión de presentar a Matt como candidato independiente. También parece que se ha documentado en los tejemanejes de una campaña, aunque tampoco profundiza mucho en el tema, y teniendo en cuenta la cantidad de información que hay en todas partes sobre esto, bueno, le concedo el mérito de haber intentado ser tan fiel a la realidad como la historia se lo ha permitido.

Ahora pasemos a lo que no me ha gustado. Es decir, el 90% restante del libro.

Qué libro tan aburrido, reiterativo y pesado. NO pasa nada. La novela está centrada en la historia de amor entre Matt y Charlotte, pero es que no ocurre nada más en este libro. Y lo peor de todo es que lo que pasa entre ellos es (siempre) lo mismo. Os haré una lista para que os hagáis una idea de a qué me refiero:

  • Matt la observa con una mirada ardiente. Charlotte se ruboriza.
  • Matt habla con ella. A Charlotte se le encogen los dedos de los pies dentro de los zapatos.
  • Matt le roza la espalda levemente con un par de dedos. A Charlotte se le contraen las entrañas.
  • Matt se acerca más de lo que está socialmente admitido. Los pezones de Charlotte se endurecen.

Y así, hasta el infinito y más allá. A esta pobre chica no la dejan descansar en todo el libro, qué tensión cada vez que el protagonista masculino hace su aparición en una escena. Trabajar en esa oficina es agotador, por lo menos para ella. Para empeorar la situación, la asciende de puesto para que así tenga que viajar con él a todos los eventos, mítines, charlas y visitas que haga (ahí sí ha estado listo el muchacho, ¿eh?).

Como podéis imaginar, ante semejantes situaciones, los protagonistas terminan involucrados en una relación sexual sentimental. Por lo que el resto de la novela nos lleva de cama en cama y de escondite en escondite, donde ellos puedan dar rienda suelta a su pasión sin ser descubiertos. Una vez empezada esta relación, la protagonista femenina nos ilustra página tras página con la misma información sobre él, una y otra vez. Haré otra lista:

  • Matt es un hombre muy atractivo.
  • Matt es muy sexy.
  • Matt es un hombre muy alto.
  • Matt es muy carismático.
  • Matt es un moreno guapetón que quita el aliento.
  • Matt es el hombre vivo más sexy del mundo.
  • Matt es el perfecto candidato a presidente por sus increíbles valores.
  • Matt es muy alto y apuesto.
  • Matt sigue siendo el mejor ejemplar masculino que ha habido en la historia de nuestra raza.
  • Matt es irresistiblemente sexy.
  • Y es muy alto. Y musculoso. Elegante y tiene una educación exquisita. Un saber estar.
  • ¿He mencionado ya que Matt es tremendamente atractivo?
  • Matt es el hombre de tu vida. ¡No lo dejes escapar Charlotte!

Como podéis ver, el libro no da para más. No entiendo por qué no está catalogado como novela erótica, cuando es prácticamente lo que hacen la mayor parte del tiempo. Eso, y echarse miradas abrasadoras cada dos minutos.

Aquí se queda la reseña, creo que con lo que he escrito sabéis de qué va el libro. 

Como apuntes finales: ella tiene un gato, él tiene un perro. Ella NO deja de morderse el labio en todo el libro. ¿Y alguien puede, por favor, explicarme por qué demonios no pueden estar juntos? ¡Pero si hasta él la llama la novia de América en una ocasión! No entiendo nada.

No puedo más con esta novela. Si amáis las letras, NO leáis este libro. O leedlo, si sois así de temerarios, pero yo no quiero saber nada de las consecuencias que os pueda acarrear su lectura. Los psicólogos salen caros.

jueves, 29 de noviembre de 2018

Al otro lado del miedo - Libro 2 (Gei)


Sinopsis: «Dejame que te cuente cómo los Vasylchenko llegamos hasta acá. Todo hombre que se respete debe conocer sus raíces.»
Tras la ruptura con Tomás, Mirko se niega a salir de casa. Havryl, su abuelo, le contará su historia de amor para que comprenda a quienes hacen todo por sobrevivir.
A través de los recuerdos viajarán a la Ucrania Soviética, a Yugoslavia y revivirán los pasos que llevaron a Sofía y Havryl a enamorarse y huir con destino incierto.
Mientras Mirko lucha por no repetir los errores del pasado, Tomás lo hace frente a una realidad que manifiesta todos sus temores y que le impide escapar. Solo queda una cosa por hacer: enfrentarla; y cuando eso suceda, comprenderá que la felicidad siempre estuvo ahí, al otro lado del miedo.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert!!! Pero qué spoilers... ❤)



Vuelvo con la segunda parte de esta saga de Gei. Estuve rogándole a la autora para que publicara este libro antes, y no me hizo ni puñetero caso. Lo leí en cuanto lo publicó, en cuestión de días, aunque es cierto que he tardado bastante en escribir esta reseña. Pero NO me ha decepcionado. Soy fan de esta autora, no lo puedo evitar. Hasta la fecha, todo lo que he leído de ella me ha gustado.

En este segundo libro, la autora nos lleva a la Ucrania bajo mandato ruso, y a como dos personas se conocen en las peores circunstancias posibles, y a pesar de ello se enamoran y emprenden un camino juntos. Son los abuelos de Mirko, uno de los protagonistas de la primera parte de la saga. A lo largo de los capítulos la escritora nos cuenta todo lo padecido por ellos, es la historia principal de este libro y que servirá para ayudar a Mirko a decidir cómo continuar su vida, qué hacer con ella y cómo recuperar a Tomás. Este último también tendrá que buscar una vida mejor para sí mismo, y su lucha no dejará indiferente al lector.

Qué preciosidad de libro. De verdad, he suspirado y sufrido desde la primera a la última página. Tenía muchas reticencias con esta novela (aunque no os lo creáis), porque a ver, para mí los protagonistas indiscutibles son Mirko y Tomás, los chicos más tiernos del mundo. Se complementan, se entienden y se quieren. El final del primer libro (casi) me rompió el corazón, y yo sólo quería saber qué iba a ser de ellos. Pero la autora, en esta obra, desvía la atención de ellos para mostrarnos otra época mucho más dura. Unos tiempos en los que no era fácil ni ser gay, ni enamorarse de alguien de otra religión o cultura.

El trabajo de investigación que ha hecho la escritora es sorprendente. Hace que el lector viva en su piel la situación de aquel momento en Ucrania, es toda una lección de historia disfrazada de novela romántica. Me ha parecido maravilloso. Ha creado aquí unos personajes tan reales, que como lector sientes y padeces al mismo tiempo que lo hacen ellos, son auténticos y sus preocupaciones y desgracias las asimilamos como nuestras. Los sacrificios que tienen que hacer por sus seres queridos conmueven y al mismo tiempo horrorizan. Se trata de un grupo de personas que sólo busca una vida mejor. Y todo esto es narrado con una prosa impecable y una sensibilidad exquisita.

Creo que queda patente que este libro me ha encantado. Quizá no supera al primero de la saga, porque para mí Mirko y Tomás son los más importantes en esta historia, pero sí que ha sido fascinante adentrarme en otro mundo. Cuando la autora vuelve al presente y se centra en ellos, todo cobra sentido y las decisiones de Mirko encuentran su justificación en lo vivido por sus abuelos. 

Lo he pasado muy mal con Tomás, porque como ya dije en su momento, le tenía auténtico pánico al Mario (sí, "al" Mario). Pero Tomás se convierte en su propio héroe, es un luchador nato que sabe lo que tiene que hacer y no descansa hasta conseguir su objetivo. Al mismo tiempo demuestra la humildad que posee en su corazón al aceptar la ayuda que le llega de fuera, desterra el orgullo a un rincón porque sabe que es su única oportunidad de salir del infierno.

Quizá me hubiera gustado un final un poco, digamos, más cerrado y atado. Pero las promesas que Gei deja en ese último capítulo y todo lo vivido por los protagonistas a lo largo de la historia son suficientes para que cada lector pueda disfrutar con esta novela.

A la autora simplemente decirle: estaré esperando tu siguiente libro.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

II ENCUENTRO DE LITERATURA ROMÁNTICA DE PILAS (Mi experiencia - 2ª Parte)


I am back! (No, no es una amenaza. Y no, no soy un Terminator... de momento). Continuo aquí con mi relato sobre el II Encuentro de Literatura Romántica al que acudí a principios de octubre. En esta entrada me centraré en el segundo día del evento, sábado, por la mañana. Ya que hubo mesas de debates durante todo el día, y todas ellas aportaron innumerables anécdotas e información a mi querido cuaderno, he decidido que haré una tercera entrada para cubrir los debates de la tarde. Así que continuemos y aquí tenéis la segunda parte de mi experiencia en este evento.

(Sí, deséame suerte... por si las moscas).


El sábado, el encuentro abrió con una breve presentación por parte del Alcalde de Pilas y a continuación se dio paso a la charla con la madrina del encuentro, Lola P. Nieva, acompañada de Noa Xireau. Comentaron un poco la trayectoria de esta escritora, de los concursos literarios ganados por ella y a continuación la conversación derivó hacia la eterna discusión sobre la denigración que, a día de hoy, sigue padeciendo el género de la novela romántica, principalmente por autores de otros géneros y hasta de editoriales (aunque luego bien que publican estas obras, porque les guste o no, la novela romántica VENDE y MUCHO).

Para mí, lo mejor de esta charla fue cuando mi querida Noa, en su afán de ubicarme, me llamó por el micrófono: "¿Jane Truman ha llegado ya?". Yo obediente levanté la mano: "Aquí, aquí estoy". Noa comentaba en ese momento que al publicar un libro, este deja de pertenecer exclusivamente al autor, y pasa a ser del público que lo lee y añadió: "Yo la primera vez que me di el palo más grande en esta vida fue cuando salió el cuento (su libro El Cuento de la Bestia) y va la señora (una servidora) y me dice: yo creo que si tú lo sigues intentando, serías capaz de escribir romántica". Supongo que vio la relación entre ambas cosas. (Como aclaración: mi comentario fue en referencia a que su libro había sido catalogado como novela romántica, cuando en mi opinión se trata de una novela erótica). En fin, sirvió para que todos los presentes me localizaran, y yo que pretendía pasar desapercibida... Os pongo el momento:

(Mi momento estelar).


La siguiente charla fue de las que más me gustó. Título: La otra cara de la literatura: el marketing. Esta mesa estuvo compuesta por escritoras, lectores, blogueros y un sello de publicación. Aquí se aportaron muchos datos a cual más interesante. Discrepo con cosas que se dijeron (as usual). La que más aportó en esta charla fue la escritora Laura Sanz. Contribuyó con información desde su experiencia personal. Por ejemplo, comentó que ella siempre empieza a publicitar sus libros antes de que sean publicados y que le funciona mejor la publicidad pagada con Instagram que con Facebook. En su opinión, un escritor dedica un 40% del tiempo a escribir y el restante 60% a la promoción de la obra. Lo que más me llamó la atención fue lo que compartió sobre su primer libro: envió 250 libros como regalo a diferentes personas y blogueros, y obtuvo 150 reseñas. Me pareció algo asombroso, porque sinceramente no pienso que esa sea la respuesta generalizada que se obtiene de los blogs de reseñas. Como ya he comentado muchas veces (y repito de nuevo aquí), hay demasiados blogs por ahí pululando, con el único afán de conseguir lecturas gratis. Me alegro mucho por ella y porque le funcionara tan bien ese tipo de promoción, pero yo sigo discrepando con esta manera de actuar y personalmente no se la recomendaría a ningún escritor. 

(Un poco vehemente, pero es sólo mi opinión).


Por cierto, en un momento determinado intervine, y micrófono en mano opiné justo lo que os acabo de escribir aquí: el bloguero que quiera reseñar un libro que lo compre, se gaste el dinero y opine sobre él. Punto. Aquí vino una tanda de aplausos que me abrumaron, qué puedo decir... tenía al público entregado. Eso, y que no puedo callarme ni debajo de agua.

(Todo lo que hago es por vosotros).


Como muestra, Manuel Miranda (bloguero y experto en marketing digital) contribuyó con un dato: que algunos blogueros que llevan muchos años dedicados a reseñar libros llegan incluso a pedir dinero a cambio de la citada reseña. Todo un negocio (y yo aquí haciendo esto por amor al arte, ains). También habló del hostigamiento publicitario al que todos los lectores nos hemos visto sometidos con el dichoso premio literario de Amazon (doy fe de ello, ha sido una pesadilla, empiezo a cogerle tirria... ¿y pensáis que ha servido para algo visto el resultado de quien ha sido el ganador del mismo?).

Naitora McLine, que también participó en este debate, incidió bastante en el hecho de que ese bombardeo masivo de publicidad cansa y abruma mucho al lector, pero al mismo tiempo explicó que, a su entender, el autor tiene que estudiar cómo llegar al público sabiendo hablar de su libro (y yo añado: no sólo decir "mi libro es magnífico, te va a encantar, es tan bueno que tienes que leerlo sí o sí"). Lo que sí me dejo en shock fue que afirmara de manera rotunda que en literatura está ya todo inventado... ¡NO! ¡Me niego a creer que todo está inventado! No comparto esta opinión, sorry. Aceptar este hecho sería reconocer el fin de la cultura y la creatividad en nuestra especie. Y teniendo en cuenta la cantidad de memes que veo y me llegan al móvil todos los días, es totalmente IMPOSIBLE que no haya algo nuevo que crear. IM-PO-SI-BLE.

(Homer invoca a los dioses y espera que no haya llegado el fin del mundo).


Para terminar, la última mesa de la mañana fue la titulada ¿Qué aportan las lectoras a nuestro mundo literario?. Sinceramente, aquí ni tomé notas. No fue una charla demasiado amena y llegué a la siguiente conclusión: nadie aporta nada. Pienso que mucho de lo que se podría haber hablado en este debate ya se comentó en la mesa anterior (la referida al marketing).

Y hasta aquí hemos llegado con esta súper segunda entrega de mi experiencia en este encuentro literario. Esto empieza a parecer una novela por fascículos.

Estad atentos, que la tercera y última parte de mi relato está por llegar. Si os interesa leerla. Sino, pues no pasa nada. A seguir montando el árbol de Navidad y tal.

domingo, 25 de noviembre de 2018

Vendetta (Andrea Adrich)


Sinopsis: Con tan solo diez años, Liam Lagerfeld se encuentra a su padre ahorcado en el despacho de su casa. El trágico suceso tiene lugar después de que el inmodesto y presuntuoso Gilliam Lancashire le negara más tiempo para devolverle el préstamo que meses antes le había concedido. Esto hundirá a la familia de Liam en la ruina. Desde ese día, Liam jura vengarse de él. Quince años después y tras la muerte de Gilliam Lancashire, Liam fija el objeto de su venganza en Kristen, la única hija de Gilliam. A partir de ese momento, Liam empieza a tejer las redes de su particular vendetta, utilizando su encanto, su carisma y su poderoso atractivo para seducir a Kristen y hacerla su esposa, con la única pretensión de convertir su vida en un infierno. Pero hay cosas con las que Liam no cuenta… ¿Puede nacer amor del odio más profundo? Qué puede ser más fuerte: ¿el amor o la sed de venganza? ¿Será Liam capaz de dejar a un lado su rencor? O, por el contrario, ¿lo llevará hasta sus últimas consecuencias, destruyéndolo todo?
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilerts Alert!!!)


Aquí traigo hoy reseña de otra escritora nueva para mí. Es una novela romántica histórica con una historia bonita que ha supuesto una lectura amena y agradable (uy, qué dulce vengo yo hoy, ¿verdad? Es lo que estarán pensando algunos, que lo sé).

Liam sólo persigue una cosa en su vida: la venganza. Desde que era un niño ha estado planeando vengarse del señor que empujó al suicidio a su padre, pero cuando este hombre muere traslada su deseo de venganza a la hija de este. Kristen ha estado viviendo y estudiando en España, vuelve a casa una vez finalizado sus estudios y se encuentra que su padrastro ha sido un desastre con las finanzas de la familia, algo que Liam aprovechará a su favor. Pero como suele pasar, las cosas nunca salen como se planean. O en este caso sí, salen como Liam quería, pero se encontrará con que Kristen no es sólo el objeto de su venganza, sino que ella se convertirá en mucho más para él.

Me he leído este libro bastante rápido, aunque he ido posponiendo la reseña porque siempre me surgía algo. Tiene un principio que a mí me ha parecido lento y poco interesante. Me ha agradado el argumento principal, y los personajes están bien definidos, aunque de manera, quizá, un poco simple. La escritora se adentra poco en la personalidad de ellos, nos cuenta muy por encima su forma de ser y algún que otro dato. Sin embargo, sí se detiene más en los motivos que llevan a ambos a actuar de la manera que lo hacen, y hasta, prácticamente, el final del libro no indaga demasiado en los sentimientos que tienen el uno por el otro. En este aspecto es una novela bastante ligera, y pienso que la autora así lo ha querido, lo cual no me parece mal. Sólo que yo he echado en falta algo más de profundidad en los protagonistas.

La autora ha creado una historia verosímil y bien narrada, aunque no muy original. La idea de una boda por venganza (del tipo que sea) o por el interés de alguno de los protagonistas de escapar de una situación insoportable no es nueva, y este libro no aporta nada novedoso a ese género. La novela tiene una prosa correcta, sin saltos extraños en la narración ni incoherencias temporales (lo cual, como siempre digo, es de agradecer... las cosas que se ven por ahí dan miedo), por eso es un libro que se lee muy bien y sirve para pasar un rato entretenido.

Me ha pasado algo curioso con este libro y que me gustaría mencionar: he tenido la sensación de que leía dos libros diferentes. Como los 2x1 de los supermercados. Uno, al principio, donde todo es muy ligero e inocente, no se da muchos detalles sobre los sentimientos de los personajes y se esboza sólo un poco la trama pero sin detenerse demasiado en cuestiones más trascendentales. Y a mitad de libro, o quizá un poco más adelante, la narración cambia y es como si se convirtiera en un segundo libro diferente. Todo se vuelve más intenso, sin duda por el personaje de Liam, el cual es el alma de la novela. Me ha encantado la evolución de este personaje, pasa de ser un hombre frío y cegado por el odio a sentirse confundido, y tener que luchar con el conflicto que se forma en su interior cuando comienza su convivencia con Kristen.

Mis "peros"... Pienso que ha faltado investigación por parte de la autora en algunos temas. Para empezar, no menciona en ninguna parte en qué año o época nos encontramos. Después de leer los primeros capítulos llegué a la conclusión de que se desarrolla en la época victoriana (espero no haberme equivocado), y también hay algunas otras incongruencias. Por ejemplo (aún a riesgo de que me lapiden por hacer spoilers tengo que decirlo), en las salidas y encuentros que protagonizan Liam y Kristen no se menciona en ningún momento que ella lleve carabina. ¡Esto era impensable en esa época! Otro punto es el hecho de que ella se vaya sola a estudiar al extranjero. Oye, que me parece genial que una mujer sea tan adelantada a su tiempo... pero es algo que se daría en muy raras ocasiones en aquellos tiempos.

A pesar de lo que he acabo de mencionar, el libro me ha gustado y lo he disfrutado. No ha sido para tirar cohetes, pero sé apreciar cuando un autor escribe bien, lo cual se da en este caso. Así que si queréis un novela histórica con romance incluido, tierno y bonito, este libro es una buena opción.

domingo, 11 de noviembre de 2018

Al atardecer (Nora Roberts)



Sinopsis: Bodine Longbow siempre tiene mucho que hacer. Es complicado encontrar tiempo para algo que no sea el trabajo cuando diriges un resort de lujo en Montana. Desde luego, no tiene tiempo para el amor.
La llegada al rancho de Callen Skinner, el chico que le robó el corazón cuando no era más que una niña, devuelve la ilusión a Bodine. Pero el hallazgo del cadáver de una chica dará al traste con todo, ya que Callen se convierte en el principal sospechoso. El asesinato trae horribles recuerdos a la familia de Bodine.
¿Y si el crimen tuviera algo que ver con la misteriosa desaparición de la tía Alice, en aquel mismo lugar, hace veinticinco años? ¿Podrán Callen y Bodine descubrir la verdad antes de que sea demasiado tarde?
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Rancheriles Alert!!!)




Hoy traigo aquí la reseña de uno de los últimos libros de Nora Roberts, una de mis favoritas del género. En este libro la autora vuelve a Montana, en una historia ambientada en el mundo de los ranchos (ya escribió uno, para mí de sus mejores, localizado en este mismo estado: "Valle de sombras", el cual os aconsejo leer).

En este libro nos adentramos en el mundo de un rancho que se ha adaptado a los nuevos tiempos incorporando un resort en sus terrenos. La familia de Bodine, la protagonista, tiene un negocio (muy rentable, dicho sea de paso) en el cual prácticamente ofrecen de todo lo que se pueda encontrar en Montana. Bodine lleva una vida muy ocupada gestionando el resort, sin mucho tiempo para nada más, hasta que Callen regresa al rancho y la familia de ella lo acoge calurosamente, ofrece un trabajo y ella vuelve a recordar esos momentos que compartieron en el pasado. Pero, ay, no todo es color de rosa, porque en el resort empiezan a aparecer cadáveres y la desgracia vivida por la tía Alice volverá con fuerza a sus vidas trastocando a toda la familia.

Este libro tiene un principio muy lento en la parte ambientada en el presente. La escritora se recrea demasiado en la gestión del rancho y del resort, que en su justa medida pueden añadir información interesante, pero que aquí ha sido detallado demasiado. Entiendo la introducción al principio del libro, porque además nos presenta a gran parte de los personajes, pero sigue extendiéndose en explicaciones sobre los acontecimientos y eventos del resort en los capítulos posteriores, y a mí me ha sobrado mucha de esta información proporcionada.

La obra alterna capítulos de diferentes épocas para mostrar lo acontecido treinta años antes a Alice, tía de Bodine. Es una parte de la historia familiar que es muy importante en el presente y, en mi opinión, es lo más interesante de la historia. Lo vivido por Alice es aterrador, espeluznante y tan cruel, que el lector no puede evitar estremecerse con cada capítulo que relata cómo va discurriendo su vida.

Como todos los libros de esta autora, el suspense está presente desde el principio y cuando un cadáver aparece, las diferentes historias que ha ido trazando desde el principio se entremezclan creando un ambiente de sospecha en el rancho. Los personajes, sobre todo la familia protagonista, están bien retratados (aunque en mi opinión es una familia "demasiado" feliz, donde todo es perfecto y maravilloso). Lo mejor de este libro es cómo profundiza, analiza y describe la mente, y sobre todo el comportamiento de un psicópata, algo que logra de manera brillante y que para mí ha sido tan creíble que me ha horrorizado todo lo sufrido por Alice.

Los libros de Nora Roberts son siempre recomendables, porque su prosa es impecable (supongo que las décadas que lleva escribiendo de algo servirán), y sus historias son fáciles de leer, con el punto justo de complejidad, creando situaciones de peligro que mantienen al lector intrigado por saber qué será lo próximo que ocurra. Quizá en este libro ha aparcado bastante la parte romántica que se encuentra en todas sus historias, dándole una importancia mínima y la cual, en realidad, no interactúa demasiado con el resto de componentes de esta novela.

Es una autora que nunca decepciona, y por ello, yo siempre la recomiendo. Ahora tengo que buscar el siguiente libro que ha publicado esta autora, voy con un poco de retraso en sus libros. ¡Hasta la próxima!

viernes, 9 de noviembre de 2018

II ENCUENTRO DE LITERATURA ROMÁNTICA DE PILAS (Mi experiencia - 1ª Parte)


Me gustaría empezar esta entrada comentando que la organización del evento fue impecable. Desde aquí quiero felicitar a los organizadores por su gran trabajo. El tiempo de las mesas de debate y talleres fue empleado correctamente, se promovió la participación del público en todo momento y no dejaron ningún detalle al azar. También hay que agradecer a los autores y editoriales que tan amablemente donaron ejemplares de sus libros para que fueran regalados y sorteados entre los asistentes. Gracias a su generosidad, todos los que estuvimos en el evento volvimos a casa con más de un ejemplar en papel, e incluso fue posible que algunos fueran firmados y dedicados por los propios escritores. Así que, ¡bravo por la organización!.

(No soy yo, pero el sentimiento es el mismo)


Una vez dadas las gracias (es de bien nacido el ser agradecido), entro en materia sobre lo vivido en el evento por mi linda persona.

¿Recordáis el cuaderno morado aquel del que puse foto? Pues me vino genial, tomé muchas notas, porque el evento fue muy interesante a muchos distintos niveles. El cuaderno ha sido bien usado. Vale su precio en oro... bueno, quizá no tanto, pero mi memoria agradece todo lo que anoté.

El primer día del evento, viernes, participé en la Mesa de Debate 1: Novedades y nuevos retos en el mundo de la literatura: audiolibros y nuevas plataformas de publicación (uf, os habéis quedado sin aire leyendo el título de la mesa, ¿verdad?). Para mí esta mesa fue un poco de calentamiento para el evento en general, ya que ha sido la primera vez que he asistido a un encuentro de este tipo. Se comentaron cosas bastantes interesantes como que los audiolibros NO tienen salida en España. La opinión de los componentes de la mesa fue que los audiolibros están dirigidos a personas que no tienen tiempo para leer. Fabián Vázquez, (Director Gerente de Khabox Editorial),comentó sobre este tema afirmando que España siempre va a la cola a la hora de incorporar nuevas tecnologías y métodos de divulgación de la cultura. Yo discrepé sobre este punto (en mi línea), ya que recuerdo que en el año 2000 cuando vivía en EE.UU. ya existían audiolibros en las librerías y tenían éxito entre la población (y los siguen teniendo), pero la cultura e idiosincrasia de un país es completamente diferente al otro. En mi opinión no se pueden hacer comparaciones, que algo triunfe en Estados Unidos no significa que tenga que triunfar en nuestro país también.

Otra de las conclusiones a la que se llegó en esta mesa de debate es que Wattpad no sirve para nada. Pink Love manifestó que un éxito en esta plataforma no asegura el mismo nivel de popularidad, y por lo tanto de ventas, al publicar el libro en medios de pago. También se mencionó a Litnet, aunque muy de pasada. Se volvió a hablar del famoso libro de E.L. James (Christian Grey no descansa), y salió a relucir el tema de la web Mercado Libre que con tanta desfachatez sube libros y los vende, sin remunerar a los autores como correspondería. La conclusión final sobre esta web (y tantas otras que piratean libros) fue: si no te lee nadie no te piratean.

(¿Debería un escritor alegrarse de que lo pirateen entonces?)


Al término de esta mesa participé en el Taller: ¿Cómo se vende un libro en el mercado anglosajón? Recursos para aplicar a cualquier mercado: Facebook parties, blog-tours, etc. (otro título que te deja necesitando oxígeno cuando terminas de leerlo). Este taller, impartido por Noa Xireau, fue muy interesante y lo disfruté enormemente. El motivo de haberme inscrito en él fue por curiosidad, me llamaba la atención que alguien que escribe en español hubiera publicado en inglés, teniendo en cuenta la dificultad que algo así conlleva. Acosé a preguntas a Noa, llegando a acaparar prácticamente todo el tiempo (desde aquí pido perdón de rodillas a las demás asistentes al taller, lo siento mucho e intentaré que no vuelva a pasar... es que cuando me pongo a preguntar es como si no existiera nadie más, sorry!). Noa fue lo suficientemente paciente para lidiar con mis preguntas (las impertinentes también) y contestar a todo lo que se nos ocurrió. Facilitó información muy útil y nos informó de que, preparando la guía para el taller, se entusiasmó tanto que terminó escribiendo un libro entero. El escritor lo es hasta cuando hace la lista de la compra, ¿verdad? 

En este taller se dio una circunstancia muy llamativa (y negativa), digamos que es imposible acabar con el pirateo si compañeros de profesión lo practican. No entraré en más detalles, pero lo dejo ahí para que recapaciten todos los que escriben. Lo lógico es que entre compañeros de letras se apoyen los unos a los otros y si quieres un libro de una compañera, pues lo compres cuando salga a la venta. Así que como deferencia hacia Noa, y sin que sirva de precedente, os muestro el libro que ya podéis encontrar en Amazon con su enlace para comprarlo (que conste que yo no me llevo nada, eh? Que ya veo yo por ahí las mentes retorcidas barajando ideas varias):



En un principio no me había inscrito en ningún otro taller para el viernes, pero.... Fabián Vázquez me hizo un hueco en el suyo. El título de este taller te deja respirar: Taller: Presenta tu libro al mundo. Aquí, el maravilloso Fabián, nos deleitó con toda una serie de consejos, métodos, pautas y herramientas para cuando un autor acude a una presentación de su libro ante el público. Es obvio que sabe de lo que habla, a mi entender los puntos de los que habló en su taller son temas claves a tener en cuenta en una presentación, los explicó de manera clara y concisa, aportó muchas ideas y considero que los consejos que proporcionó fueron muy acertados y serán de gran ayuda a aquellas escritoras que también participaron en su taller.

(Sí, tú Fabián, ¡lo eres!).


Y hasta aquí la primera parte de mis impresiones y experiencias correspondientes al primer día del II Encuentro de Literatura Romántica de Pilas. He decido hacerlo en dos partes (o quizá sean tres, dependiendo de lo que me explaye), porque me he dado cuenta que iba a ser una entrada demasiado larga. Así que en breves días la segunda parte.

Estad atentos, porque el evento fue mucho más interesante el segundo día.

jueves, 25 de octubre de 2018

Legalmente enamorados (Patty Love)


Sinopsis: Genevieve Johnson no esperaba encontrarse con el hombre que le partió el corazón con apenas dieciséis años en su primer día de trabajo, ¡y encima es su jefe! Para Lewis Maddox tampoco es plato de buen gusto tener a su cargo a la mujer en la que se ha convertido la que fue su primer amor, ¡y vaya mujer! Pero ambos no tendrán más remedio que soportarse mientras planean cómo hacerse la vida imposible.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Tontos Alert!!!)



Siempre intento, dentro de mis posibilidades, leer autores nuevos autopublicados. Así que cuando veo en Amazon o en Facebook un libro o un escritor nuevo que me llame la atención, me lanzo a por ello como si no hubiera un mañana (bueno, tampoco tanto... pero captáis la idea, ¿verdad?). A ver qué os cuento yo ahora de esta novela romántica y de esta nueva escritora.

Empezaré por hacer un mini resumen del libro. Genevieve (Gene para los amigos), tiene un trabajo nuevo que su padre le ha ayudado a conseguir. Allí se encuentra con que su nuevo jefe es el que fue su amor de la adolescencia y eso no le gusta, porque la cosa no terminó bien. A Lewis (el jefe) tampoco le gusta el asunto, pero como no les queda más remedio, tendrán que intentar trabajar juntos... aunque no se soporten, ni quieran mirarse mucho, porque como cuenta el dicho: donde hubo fuego, rescoldos quedan.

Este libro me ha durado un par de horas o tres. Es un libro corto, bastante corto. Las películas de Antena 3 de la sobremesa de los fines de semana son más largas. (Acabo de comprobarlo en Amazon y el libro tiene 187 páginas en su versión digital, que es la que yo tengo). ¿Y cómo es que me he comprado un libro tan corto para leer? Os estaréis preguntando. Pues ni yo misma lo sé, la verdad. Me dio curiosidad, supongo. O tenía un ataque de alergia. Ojo, no es que piense que un libro corto no pueda ser bueno, los hay y muy buenos. Pero como a mí me gustan las historias más elaboradas tiendo a buscar libros de mayor extensión.

En fin, vamos al tema que me pongo a divagar y se me va la hora. 

Punto uno: el libro está bien escrito. Esto es muy importante, sobre todo porque en libros de este tipo que me he encontrado por ahí, suelen ser una porquería sin sentido. Así que se agradece que la autora le haya dedicado su tiempo y haya sabido montar una historia coherente y sin faltas de ortografía o gramaticales. Tiene todas sus partes: introducción, nudo y desenlace (como me enseñaron en el colegio).
 
Punto dos: es una novela ligera, para pasar el rato. Es entretenida, fácil de leer y supongo que tiene sus puntos graciosos (aunque yo la verdad no me he reído, quizá me cogió en un mal día). Para ese momento que dices venga, en vez de leerme las instrucciones del horno nuevo que me he comprado, me leo este libro. Pues eso.

Sé de buena tinta que este tipo de novelas tienen un gran público y entiendo que es algo que se lee rápido y no se necesita demasiada concentración para ello. Este tipo de literatura se ha puesto muy de moda, creo que principalmente porque la gente no tiene demasiado tiempo libre y vamos corriendo a todas partes. Esa misma prisa, las personas la aplican a la lectura. Admito que no ha estado tan mal. Lo que pasa es que todo sucede tan deprisa que yo me quedo con la sensación, en este tipo de libros, de que he parpadeado y me he perdido algo. Y no me gusta quedarme con esta clase de sensaciones.

Así que quien quiera un libro sin complicaciones, romántico, divertido (para quien le encuentre el punto cómico que a mí se me ha escapado) y que pueda leer en un viaje en metro, pues aquí tenéis a esta escritora. 

Sinceramente, no sé si leeré algo más de ella porque no es mi cup of tea. Pero aquí se demuestra que la calidad de la escritura no está reñida con el género ni con la longitud de un libro y que se pueden encontrar libros para todos los gustos bien escritos. Se podrían aplicar el cuento algunos de los escritores que pululan por ahí (ejem ejem).

Ni me ha gustado, ni no me ha gustado (no sé si me explico). Es como un in between, supongo. Leedlo y me contáis qué opináis vosotros.

jueves, 18 de octubre de 2018

Lo que lees cuando no lees nada


A raíz de una entrevista, publicada en el diario El País, a una célebre escritora española de literatura romántica/erótica (y cuya entrevista compartí en mi muro en Facebook hace unos días), ha habido un pequeño revuelo en el mundo literario entre lectoras y escritoras de ese género.

Principalmente, la polémica ha surgido por las respuestas que dicha escritora dio a una serie de preguntas realizadas por el periodista de ese periódico. En una de ellas, al ser preguntada a qué colegas de profesión leía, la autora contestó (cito textualmente de la entrevista): “La verdad es que no leo nada”.

Y yo no me lo creo. Es IMPOSIBLE que nadie lea nada.

Os lo voy a demostrar. A continuación, os enumero todo lo que una persona lee a lo largo del día, sin coger un libro y basado en mi experiencia personal. 

Por la mañana antes de salir de tu casa:

- El mensaje del móvil cuando lo enciendes que dice: Introduce el PIN de tu tarjeta SIM (o mensaje similar, dependiendo del móvil que cada uno tenga).
- La etiqueta de la botella de batido de chocolate (o el bote de café si sois adictos a la cafeína) que te vas a beber en el desayuno, mientras esperas que el pan se tueste.
- Los titulares que aparecen en la parte inferior de la pantalla durante la emisión de las noticias de la mañana en la televisión.
- Los ingredientes del tubo de pasta dentífrica al lavarte los dientes.

(Mmm... ¡qué rico!).


Por la mañana una vez que sales a la calle:

- El cartelito que el presidente de la comunidad ha pegado en el espejo del ascensor (¡próxima reunión el jueves, ugh!).
- El nombre de los vecinos escrito en los buzones de la planta baja (hay que investigar si desde la mañana anterior se ha mudado algún vecino nuevo).
- La pegatina que lleva un coche que acaba de pasar sin respetar el paso de cebra, en la cual se lee: “Liberad a Willy” (se ve que al dueño le gustó la película).
- El mensaje que sale en el salpicadero del coche informando de que (afortunadamente) el nivel de aceite del vehículo es el correcto.
- En la estación de metro al comprobar el destino y el tiempo de llegada del tren que tienes que tomar en el letrero luminoso que hay en el andén.
- Entretenerse leyendo los carteles con indicaciones de seguridad que hay dentro del metro (es importante saber cuál es la ventana de emergencia).
- Repasar los apuntes de derecho civil del estudiante que va sentado a tu izquierda en el metro.
(Uff... qué alivio, no tengo que ir al taller).



Trabajando/A lo largo del día:

- El anuncio que el jefe ha colocado en la oficina (mientras estábamos comiendo) que dice "Por favor, se ruega silencio en esta zona de trabajo".
- El meme que te enseña una compañera, donde aparece un chico cubriéndose sus partes con un sombrero de cowboy y se puede leer: "Qué razón tenía mi abuelo cuando decía: no te fíes ni de tu sombra".
- Las instrucciones para usar el aseo de señoras correctamente (esto es muy largo, mejor os pongo una foto un poco más abajo).
- La pegatina del ascensor informando de quién ha sido el técnico que lo ha revisado y la fecha de esa revisión.

(Un traductor, por favor)


A la hora de la comida:

- Los mensajes que vienen en las servilletas de papel de una compañera.
- La cantidad de azúcar total que contiene la lata de melocotones en almíbar que traes de postre.
- El chiste que alguien ha escrito en el aviso colgado en el comedor con las normas de uso de este habitáculo.
- Repasar el aviso de las normas de uso del comedor de la empresa.
- El mensaje de la máquina de refrescos advirtiendo que más te vale introducir el importe exacto porque no da cambio.


(Ejemplo de las servilletas mencionadas).



Cuando vas de vuelta a casa:

- De vuelta en el metro, el aviso de peligro en el andén: "La estación está en curva. Tengan cuidado no introducir el pie entre coche y andén" (y quedarte pensando que algo falla en la segunda frase).
- El cartel de la obra de pisos que me dice que me cambie de acera, que es peligroso y hay muchas posibilidades de que me caiga un par de ladrillos en la cabeza: Stop. Peatón cruce por la otra acera.
- La valla publicitaria de una conocida cadena de hamburgueserías anunciando una hamburguesa verde, su nombre y su precio con motivo de la proximidad de Halloween.


 
(Avisos varios).



Por lo tanto, queda claro que no es posible pasarse el día sin leer nada. ¡Mi indignación hacia esta autora viene por el hecho de que nos ha mentido! Sí que lee, todo el tiempo. Aunque sea la etiqueta del champú, pero lo hace. El mundo no podría existir sin la palabra escrita, acabaríamos atropellados o con un pie atrapado en algún sitio insólito.

Modo ironía off.

Ahora que he demostrado que esta señora sí lee todos los días, sería estupendo si alguien pudiera probar que, además de todo lo que he mencionado antes (adaptado a la vida de cada uno), esta escritora también lee libros. ¿Por favor? ¿Alguien? ¿Los del fondo de la sala?.



Que una persona que se dedica a escribir, (libros, no la lista de la compra), diga que no lee es inconcebible, y prefiero pensar que su contestación a esa pregunta fue motivada por alguna extraña estrategia de marketing, aconsejada por su editorial, que no logro entender.

Así que desde aquí hago un llamamiento a todos los escritores: LEAN LIBROS. Y en el hipotético caso de que no lo hagan: MIENTAN SOBRE ELLO y digan que sí lo hacen. Todos leen, a todas horas, muchos libros.