martes, 30 de enero de 2018

Soñar contigo (Roser A. Ochoa - Yolanda García)


Sinopsis: Todas las familias guardan secretos, los Borghese no son una excepción. En pleno corazón de la Toscana, rodeados de viñedos, olivos y obras de arte, su plácida existencia da un giro inesperado cuando Andreas, uno de los hermanos, fallece trágicamente en un accidente. Ninguno de ellos podrá olvidar ese verano de 2015, que cambiará sus vidas para siempre.
¿Podrías pasar casi dos décadas amando en silencio a alguien que sabes que jamás te podrá corresponder? Permanecer a su lado, ser su apoyo, su amigo, su confidente, observar en la distancia, atesorar cada gesto, cada sonrisa, cada detalle… y solo permitirte la licencia de soñar con esa persona cada vez que cierras los ojos estando despierto, o por las noches mientras duermes, cuando su imagen sigue morando tus sueños, convirtiendo esa dulce tortura en la razón que hace que sigas adelante cada día. 
Vincenzo Borghese sí puede, por el más fuerte de los motivos, por la más poderosa y noble de las razones, pues siendo un hombre de principios antepone la lealtad por encima del amor y de su propia felicidad, y así solo podrá soñar con esa mujer que jamás será suya, hasta que quizás incluso eso se le sea arrebatado. 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert con sabor a pasta!)



Sigo aventurándome con los escritores autopublicados, porque me gusta vivir al límite. Hoy traigo un libro escrito por dos autoras que me ha causado buena impresión. Una historia muy intensa, con recetas italianas varias y diversos tipos de amores.

La historia de la familia Borghese comienza con el fallecimiento de uno de los hermanos, acontecimiento que deja al resto de miembros destrozados. Pero esta muerte inesperada, de alguna manera, hará que los cimientos de esta familia se tambaleen y que sus destinos cambien para siempre. Unos cuantos secretos que se han mantenido bajo llave durante décadas saldrán a la luz (porque como decía mi madre, entre el cielo y la tierra no hay nada oculto), traiciones y amores ocultos llevarán a los personajes por caminos inesperados.

Este libro me ha gustado, es una historia familiar que conmueve y te llega al corazón. Las escritoras sin duda saben escribir sobre sentimientos. El principio del libro se me ha hecho un poco lento, mostrando cómo cada miembro de la familia sobrelleva la muerte de Andreas, sin que ocurriera nada más, pero han sabido describir el dolor que se siente en esos momentos. Supongo que las escritoras querían adentrarnos un poco en la personalidad de cada uno de ellos, aunque a mí esta parte me hizo bostezar un par de veces (no soy insensible, es que yo soy mujer de acción).

Mi personaje favorito es y será por los restos de mis días Enzo. Es un hombre íntegro, honesto y leal, me ha encantado todas las partes en las que él es el protagonista. Cada vez que este hombre piensa, habla, respira, suspira o sueña a mí me ha latido el corazón más rápido. He sufrido lo indecible con Enzo, es admirable su lealtad hacia su hermano y su familia.... pero por favor, ¡un amor de esa magnitud tiene que ser compartido con la persona amada! Hubo un momento en el que no tuve claro quién era más idiota: Enzo, Flavio o la propia Connie.

Los miembros de la familia están perfectamente retratados. El hermano responsable que actúa como cabeza de familia, el hermano canalla y sinvergüenza, el hermano cabeza loca que vuelve (como el Almendro, pero a principios de verano), la sobrina adolescente rebelde y resentida, esa abnegada cuñada que los cuida a todos, los mafiosos varios, barbies que gastan poco en tela y un verano en la Toscana (uy no, ¡que ése es otro libro y se ha colado aquí!).

Cosas que no me han gustado... está escrito en primera persona, que parece ser la tónica dominante en los últimos años entre los escritores. Por una parte, en este libro este punto de vista permite profundizar en lo que los personajes sienten y padecen, pero yo no soy muy fan de esta forma de escribir porque en una misma situación sólo se consigue ver una parte de la misma. Aquí las autoras repiten partes de algunas escenas para mostrar el punto de vista de más de un personaje, y se hace repetitivo.

El libro, aunque me ha gustado y lo he disfrutado, se me ha hecho pesado en algunas partes. Esto va en relación con lo anterior, en algunos puntos la historia se recrea demasiado en lo que alguien piensa. Es demasiado largo, creo que algunos pasajes no son necesarios y sin los cuales la historia hubiera fluido mejor. También encuentro que son excesivos los saltos de un personaje a otro. Menos mal que sólo eran tres hermanos, si llegan a ser seis hubiera necesitado un bloc de notas para no perderme o ponerle un GPS a cada uno.

Es una bonita historia de un amor imposible, cómo este amor puede moldear e influir en el rumbo que toma la vida de una familia, con unos personajes enternecedores, alguna historia paralela a la principal y que a pesar de su longitud (ejem ejem) merece la pena leer.

Agradecerle a Flavio su presencia, a pesar de ser... bueno de ser como es, porque sus actos le dan vida a la novela y lo convierten en una maravillosa diana para desahogarse.


domingo, 21 de enero de 2018

Una buena chica (Mary Kubica)


Sinopsis: Una noche, Mia Dennett entró en el bar donde había quedado en encontrarse con un amigo con el que salía de vez en cuando. Pero él no apareció, y Mia cometió la imprudencia de marcharse con un misterioso desconocido. Colin Thatcher parecía en principio un ligue inofensivo. Marcharse con él, sin embargo, acabaría siendo el peor error que había cometido en toda su vida.
Colin decidió llevarla por la fuerza a una cabaña aislada en las montañas de Minnesota en lugar de entregarla a las personas para las que trabajaba. A partir de ese instante, Eve -la madre de Mia- y el detective Gabe Hoffman no se detendrían ante nada para encontrarla. Nadie, sin embargo, podía predecir las implicaciones emocionales que tendría su secuestro y que acabarían por causar el derrumbe de la vida familiar de los Dennett.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert! Con mucho frío, pero spoilers!)


Hoy traigo una novela de suspense un tanto diferente. Me ha gustado, aunque con matices.

Mia es una chica de buena familia a la que secuestran una noche. Debía ser entregada a un matón, pero su secuestrador se arrepiente en el último momento y se la lleva lejos, a un sitio aislado donde no puedan encontrarlos. La madre de Mia, Eve, junto con el detective asignado al caso, Gabe, harán todo lo posible por encontrarla, pero lo más difícil de esta situación llegará cuando la recuperen, ya que desentrañar lo que realmente pasó y averiguar la verdad será una ardua tarea.

La novela es interesante y los personajes están bastante bien desarrollados, la autora nos muestra las múltiples caras de una sociedad y trata temas como el dinero, el poder y la corrupción. Básicamente analiza la naturaleza humana en todas sus facetas, como un análisis de la sociedad y me ha gustado porque es bastante realista.

La escritora también se preocupa mucho por mostrarnos las consecuencias del secuestro de Mia, como influye en su familia y las personas que tenían algún tipo de relación con ella, tanto antes de su desaparición como después. Las vidas de todos ellos se tambalean y los cambios son inevitables. Las mentiras que durante tanto tiempo se mantenían en pie ya no se sostienen, y algunos personajes revelarán su verdadera cara.

Cuando comencé con la lectura de este libro me enganchó bastante, pero luego conforme fui leyendo para mí perdió fuelle. La autora salta continuamente del presente al pasado pero es fácil seguir la historia (básicamente porque lo especifica en el título de cada capítulo y una no es tan boba), y usa una narración en primera persona desde el punto de vista de todos los personajes implicados en la trama. En realidad ninguna de estas dos cosas son las que han hecho que no me haya acabado de convencer, es más simple que todo esto: a ratos aburre. 

Es cierto que la historia mantiene el suspense, nadie sabe lo que le ha pasado a Mia y el lector sólo va vislumbrando retazos de los hechos, pero en mi opinión el ritmo de la narración es demasiado lento, hay muchos capítulos que no añaden nada valioso a la trama. El tiempo en la cabaña aporta poco, se explaya mucho en ello y lo único que sacamos de esas escenas es que hace un frío de tres pares de narices.

El final es bueno. Más bien debería decir el último capítulo, ya que desde la mitad del libro (más o menos) se adivina qué es lo que ocurrió durante el tiempo que Mia estuvo desaparecida. Pero el último capítulo fue una sorpresa... a medias, ya que había algo en la historia que me hizo sospechar sobre esto (es que leo mucho, pocas historias llegan a sorprenderme totalmente). Pero sin duda es un buen punto final a la historia.

Resumiendo, a esta autora se le da bien el crear personajes con sus respectivas personalidades, pero las tramas trepidantes (por lo menos en este libro) no veo que sean su fuerte. Como se dice por ahí, la práctica hace al maestro, así que como este fue su primer libro, quizá en los posteriores haya mejorado en este aspecto. Ya veremos.

sábado, 6 de enero de 2018

La chica de las fotos (Mayte Esteban)


Sinopsis: Rocío, camarera de pisos de un hotel rural y escultora en sus ratos libres, vive al borde de un ataque de ansiedad: el día de su boda está a la vuelta de la esquina, faltan muchos detalles por concretar aún y su novio no ayuda. Para colmo, se encuentra con que tiene que trabajar horas extra en el hotel. Todo debe estar impecable para la llegada de Alberto Enríquez y Lucía Vega, la pareja de actores de cine más rutilante del momento. Cuando aparecen, a Rocío le ocurre algo que no logra entender. Es verdad que Alberto tiene un físico imponente y una mirada terriblemente sexy, pero lo que empieza a sentir es desconcertante e inoportuno, y por ello lo trata de manera fría, hasta brusca.
Alberto enseguida descubre que Rocío no es la típica muchacha encandilada por un famoso y justo eso es lo que llama su atención. Sin embargo, algo se le escapa: ¿por qué Rocío evita mirarlo a los ojos? Impaciente por descubrirlo, idea mil maneras de tropezar con la esquiva camarera. Con lo que no cuenta es con que la prensa sensacionalista es capaz de cualquier cosa con tal de lograr una exclusiva.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers cinematográficos Alert! Cut!)




Empiezo el año con una novela romántica de Mayte Esteban, otra autora a la que leo por primera vez. Ha sido una experiencia positiva, os doy detalles a continuación.

Rocío es una camarera de pisos en un hotel rural que está preparando su boda con su novio de toda la vida. Está satisfecha con todo y piensa que su vida sigue el cauce que ella quiere en su pequeño pueblo de la montaña. Entonces llegan dos actores famosos al hotel donde trabaja, y ahí su vida se complicará tremendamente cuando la prensa rosa decida publicar unas fotos que conllevarán a un malentendido de proporciones épicas. Alberto, el famoso actor, se verá envuelto con esta chica que conseguirá tambalear su mundo y le enseñará un par de cosas sobre principios.

Me ha gustado este libro, ha sido una lectura muy entretenida y sobre todo divertida. El personaje de Luisa al principio del libro me ganó por completo. Es verdad que más adelante pierde algo de ese encanto desagradable que te hace reír, se vuelve más humana, pero conserva su toque particular. Víctor, el hermano del protagonista, también aporta su particular toque en las escenas en las que aparece. Pon un adolescente en tu vida para reírte un rato.

La historia entre los protagonistas ha sido muy bonita, intensa ya que sus sentimientos suponen una explosiva sorpresa para ambos. Algo potente, profundo y repentino, como un despertar para ambos. Pero no penséis que pasa todo muy rápido, aunque el período de tiempo en el que se desarrolla el libro es corto, ellos no caen en los brazos del otro en dos minutos (afortunadamente). Tanto Rocío como Alberto descubren partes de sus vidas con las que en realidad no eran felices, y eso los llevará a tomar decisiones que no serán fáciles para ninguno de los dos. 

Es un libro muy divertido y tierno. Los personajes son todos fantásticos, y la autora retrata muy bien las diferencias entre ellos, igual que entre esos dos mundos que se cruzan y chocan, pero que al final consiguen entenderse. No es un libro excesivamente extenso lo que hace que se lea rápido y la historia está muy bien contada lo cual te mantiene con la nariz pegada a sus páginas.

Destacar el buen trabajo que hace la escritora adentrándonos en el mundo del cine y la prensa rosa (puaj! Qué hatajo de alimañas...), y aprovecha para darnos un par de lecciones de ética y moral (se agradece). El protagonista masculino lo borda en esa gasolinera, ¡bravo por Alberto!

Me he quedado con ganas de que alguien le pegara con un salmón al Merluzo, pero de los congelados que así duele más. Qué tío más soso y más embustero.