jueves, 17 de mayo de 2018

Saga Salvaje (Lorena Escudero)


Sinopsis: Una historia de superación, pasiones, odios, rencores y amor en el Texas del s. XIX.
Una aventura al más puro estilo western, un amor imposible entre guerras. Dos razas, una sola tierra... 
Edlyn, Nate y Nobah deberán aprender a dejar atrás sus prejuicios y olvidar el odio o bien dejarse llevar por él hasta las últimas consecuencias. Juventud, pasiones puras, lucha por la supervivencia, todo ello se combina en una novela realista, a veces cruda, que nos mostrará la auténtica cara de la conquista americana.
Tras la Guerra de Secesión, muchos marcharon en dirección oeste en busca de un futuro mejor...
Pero quizá el destino les deparara algo distinto.
Allí llega nuestra protagonista, Edlyn, una muchacha egoísta y con un carácter demasiado difícil que se verá obligada a adaptarse al nuevo entorno y sus extrañas gentes.
Y allí se encuentra la tribu de los Quahadi, un clan de afamados guerreros que hará todo lo posible por extirpar a aquella plaga de sus antiguas tierras.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Tiroteando Spoilers Alert!!!)



Es la primera vez que hago una reseña de una trilogía completa, pero en este caso he creído necesario hacerlo de esta manera porque cada libro de esta saga era bastante corto y porque merecía la pena leerla completa de una vez y conocer el desenlace de la historia.

Edlyn es una adolescente caprichosa y mimada, que se ha visto arrastrada al lejano oeste, al igual que el resto de su familia, por su padre. Han abandonado su vida en New York para intentar prosperar en el recién constituido estado de Texas. Y allí la vida es dura sobre todo en un rancho que a duras penas sale adelante. Edlyn conoce a Nate cuando sus padres conciertan el matrimonio entre ambos, y aunque los dos están de acuerdo en celebrarlo una serie de circunstancias y dramas varios los llevará por diferentes caminos. Cada uno deberá madurar y enfrentarse a la vida, en una tierra donde los peligros acechan detrás de cada árbol y en cada esquina, tendrán que comprender qué es lo verdaderamente importante y luchar por lo que creen.

El resumen me ha quedado genial, ¿a que sí? Bueno, es que la saga ha estado bastante bien. Los protagonistas van evolucionando con la historia, y aunque mantienen sus personalidades, la autora retrata de forma excelente los cambios que se dan en ellos. Tampoco es que le quedara a ninguno de los dos muchas más opciones en unas tierras agrestes que no ofrecen ninguna facilidad a las personas que quieren vivir en ellas. Adaptarse a los cambios para conseguir sobrevivir o perecer.

He de decir que hasta el tercer libro no empezó a gustarme Edlyn, era demasiado insoportable y no atendía a razones, muy inmadura y cabezota. Sin embargo, Nate enamora desde que hace la primera aparición en el libro, es un chico que, aunque joven, de principios sólidos y que lleva sufriendo desde su nacimiento el rechazo de toda la sociedad que lo rodea. Entre los personajes secundarios encontramos lo típico de aquellos lares: indios, forajidos, sheriffs corruptos, fanáticos religiosos, mujeres de dudosa moralidad, granjeros desesperados, ¡y hasta rangers de Texas! (No os entusiasméis que no sale Chuck Norris).

He disfrutado estos libros, y eso que a mí las películas del oeste nunca me han gustado. Pero esta saga tiene todo lo que se puede esperar de esa época y refleja muy bien la vida en esas llanuras. La escritora ha hecho un estupendo trabajo al describir todos los acontecimientos que ocurren en los libros, consigue transportar al lector al salvaje oeste y querer ponerse un sombrero de cowboy. Y aunque ha habido momentos en los que pensaba que ya no podían surgir más problemas, he disfrutado cada una de las aventuras acontecidas en las vidas de los protagonistas. Las malas y las buenas.

Es una historia que gusta porque tiene acción, romance, el punto justo de realismo (incluyendo momentos violentos… pero es que eran unos tiempos complicados) y una ambientación estupenda, la escritora no intenta suavizar ciertas escenas pero tampoco se recrea en ellas. Además, es un libro bien escrito (si no tenemos en cuenta el “a como dé lugar” que se repite demasiado para mi gusto), la lectura es amena y captura la atención del lector haciendo que quiera seguir leyendo non-stop. 

Una trilogía muy recomendable, y aunque en mi opinión estos libros se podrían haber publicado en sólo dos volúmenes, me ha encantado esta saga. Una difícil historia de amor entre dos jóvenes muy ajustada a la realidad de la época en la que se desarrolla.

Ea, ahora voy a ver si me compro unas botas de cowboy por internet o me apunto a prácticas de tiro.