miércoles, 20 de junio de 2018

La chica de antes (J.P. Delaney)



Sinopsis: Por favor, haga una lista con todas las posesiones
que considere imprescindibles en su vida:
..................................................
..................................................
..... .............................................
Es una casa espectacular. Elegante, minimalista. Toda ella respira buen gusto y serenidad. Justo el lugar que Jane estaba buscando para empezar de cero y ser feliz.
Aunque lo extraordinario es que se la ofrecen por un alquiler irrisorio. Solo tiene que completar un peculiar formulario de solicitud y aceptar sin condiciones las reglas impuestas por su propietario y creador, un enigmático arquitecto.
Al poco de instalarse,Jane descubre que algo le pasó allí a la inquilina anterior, Emma. Y empieza a preguntarse si no estará repitiendo las mismas elecciones, los mismos errores, las mismas sospechas que la chica de antes.
¿Qué estás dispuesto a aceptar para poseer lo que nunca imaginaste?
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert relucientes, pero spoilers al fin y al cabo)



Esta es la historia de Emma, Jane y una casa. Primero fue Emma la que vivió en esa casa, y tiempo después llegó Jane. La condición para poder disfrutar de esa casa a un alquiler muy bajo es cumplir una lista de normas más larga que un día sin pan. Ambas deciden que merece la pena, y este libro nos cuenta sus historias. Pero vivir en esta casa, tan perfecta y a la vez tan inquietante, tiene un precio y la vida de ambas tomarán senderos complicados, diferentes sucesos harán que sus destinos sean diferentes a lo que ellas pensaron.

¡Qué libro tan fascinante! Me ha tenido enganchada y ha sido imposible dejar de leer, porque el suspense acompaña a esta historia desde la primera página. Contada en primera persona, con cambios en el punto de vista del narrador, pasando de Emma a Jane y viceversa, ha sido un viaje interesante y lleno de intriga. El autor entrelaza situaciones del pasado con las ocurridas en el presente, desvelando poco a poco qué conecta a las dos protagonistas de este libro. Ha sabido crear dos chicas completamente diferentes y definir de manera precisa sus personalidades, y aunque al principio se pueda pensar que tienen motivaciones parecidas para querer vivir en esa casa tan especial, conforme transcurren los capítulos se va haciendo más evidente las diferencias entre ambas.

La novela está hilada de manera magnífica, el escritor comienza la misma poniendo el foco en una casa que, por sus características, es muy particular, pero conforme se avanza en la lectura la misma se revela como algo sin importancia. La casa pasa a quedar en un segundo plano dejando paso a los verdaderos protagonistas: las personas que la habitan y aquellos que tienen a su alrededor. La incertidumbre sobre qué pasó se incrementa y la novela se convierte en un thriller inquietante.

Es una historia relatada de manera relativamente lenta, para que se pueda ir entrando en materia poco a poco, pero muy bien narrada. Hace al lector pensar y reflexionar sobre los verdaderos motivos que llevan a las personas a comportarse de la manera en que lo hacen. Cuando me quedaba varios capítulos para el final del libro averigüé parte del desenlace, pero de todas formas me pareció un giro interesante por parte del autor.

Empecé este libro pensando que Emma y Jane eran, cada una, de una determinada forma. Pero ambas han supuesto una sorpresa, sobre todo una de ellas la cual se lanza de lleno a averiguar todo lo posible sobre el dueño de la casa, pero el motivo por el que lo hace resultará ser uno muy diferente al que el lector pudiera esperar. El último capítulo es muy revelador en muchos aspectos.

Así que os recomiendo el libro porque es imposible despegar la nariz de la pantalla (o de las páginas, si leéis en papel), analiza de forma excepcional el comportamiento humano y es un libro magnífico.

No me gusta esta casa, que lo sepáis. Demasiado blanco todo.

martes, 5 de junio de 2018

La voz de Archer (Mia Sheridan)



Sinopsis: Cuando Bree Prescott llega a Pelion, un pequeño pueblo en el condado de Maine, anhela contra toda esperanza que ese sea el lugar donde finalmente pueda encontrar la paz que busca con desesperación. El primer día en su nuevo entorno se tropieza con Archer Hale, un hombre silencioso que vive aislado por un dolor tan intenso como el de ella.
Bree y Archer empiezan a sentirse atraídos el uno por el otro. Un deseo irresistible que los empuja a acercarse sin remedio. Pero su historia encuentra barreras que pueden ser insalvables…
Un hombre solitario, la mujer que lo ayuda a encontrar su voz y una pasión dulce que esconde historias pasadas de secretos por desvelar. Una historia de deseo, destino y sufrimiento, pero, sobre todo, del poder del amor para transformarlo todo.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert! Bueno, no sé..)




El primer libro que leí de esta autora me encantó. Me recomendaron (muy) mucho este, así que he tenido que leerlo y la verdad es que hasta ahora Mia Sheridan no me ha defraudado. Os comento qué me ha parecido Archer y cía.

Bree necesitaba escapar de su mundo, por lo que ha cogido el coche y se ha instalado en un pueblo perdido de Maine. Su padre falleció de manera traumática hace unos meses y necesitaba desconectar durante un tiempo. Comienza a trabajar en la cafetería del pueblo y en una de sus visitas al supermercado se cruza con un desastrado chico que la ayuda con la compra pero que no pronuncia una sola palabra. Archer vive solo, no se relaciona con nadie, no habla y arrastra una pesada carga familiar que sólo puede afrontar viviendo como un ermitaño. Pero sus caminos se han cruzado, y lo volverán a hacer debido a la insistencia de Bree, que se empeñará en saber más sobre ese chico de mirada intensa y triste.

Ha sido una historia de amor muy bonita, con unos protagonistas muy dulces que esconden varios secretos muy dolorosos. Los dos están marcados por acontecimientos ocurridos en su pasado, pero Archer tiene sobre sus hombros la losa más pesada. La narración es tierna y desgarradora al mismo tiempo, despierta en el lector muchos tipos de sentimientos que van desde la ira y la frustración por lo ocurrido a Archer, a la felicidad y la ternura por lo que surge entre ambos. Su relación parte de la inocencia que ambos aportan a la misma, a pesar de su edad, y es algo que me ha parecido distinto a otras novelas románticas. Nada de machos alfa, ni personas muy experimentadas en relaciones, vírgenes asustadas o chicos despechados. Aquí el dolor de los protagonistas es de otra índole, proviene del amor que sentían hacía su familia más cercana. Ese dolor de alguna manera los une, y les ayuda a afrontar la vida de manera diferente.

El resto de los personajes, sin llegar a tener una gran relevancia, aportan a la historia el toque necesario en sus diferentes versiones. La maldad de algunas de estas personas ha acompañado a Archer durante toda su vida y uno de ellos seguirá intentando estropear lo que él piensa que pueda ser su única posibilidad de ser feliz. 

Es una novela de sentimientos perfectamente narrada por la autora, la cual ha creado en este libro unos protagonistas inolvidables. La pena que te embarga al conocer la historia de Archer no te abandona en un tiempo, incluso después de haber terminado el libro, pero la escritora lo compensa con Bree, a la que convierte en símbolo de la esperanza y el cambio. Las escenas de sexo entre ambos, sobre todo al principio, son hermosas y contadas con extrema delicadeza. 

Esta autora se ha convertido en una de mis favoritas en el género de novela romántica, si queréis leer una historia preciosa de gran sensibilidad, os recomiendo este libro.

Por último. Jamás le perdonaré a la autora el susto que me dio casi al final del libro. No daré detalles para no hacer un spoiler imperdonable, pero me costará recuperarme de esto. Están decididos los autores a quitarme de en medio de un infarto.